El caracol gigante africano preocupa a un condado de Florida

·3  min de lectura

No mide más de 20 centímetros y tampoco es el más rápido de los animales, pero su presencia preocupa a todo un condado de Florida. El caracol gigante africano, un molusco voraz y peligroso para los humanos, ha obligado a las autoridades a lanzar una operación para erradicarlo.

Desde el 23 de junio, empleados del Departamento de Agricultura de Florida recorren los jardines de New Port Richey, la pequeña localidad del oeste del estado donde se detectó esa especie invasora.

"El caracol gigante africano [Achatina fulica; ndlr] es una plaga agrícola que se alimenta de más de 500 tipos de plantas diferentes. Así que nos preocupa que esté en nuestro entorno", explica Jason Stanley, biólogo del Departamento de Agricultura.

Este molusco es un peligro para los campos agrícolas y se reproduce a gran velocidad, ya que un solo ejemplar puede poner unos 2.000 huevos al año, agrega el experto.

Las autoridades sospechan que este caracol originario del este de África llegó a Florida, en el sureste de Estados Unidos, porque alguien lo trajo para tenerlo como animal de compañía.

"Su carne es blanca en comparación con la mayoría de los caracoles de este tipo que son amarronados, y ese fenotipo es muy popular en el comercio de mascotas", dice Stanley.

A pocos metros de él, Mellon, un perro adiestrado para localizar al caracol, camina con su instructora por una propiedad de New Port Richey.

El labrador se dirige hasta debajo de un árbol, busca entre la hierba, olfatea y, cuando localiza a uno de sus objetivos, se sienta encima.

Con su ayuda y la de otro perro rastreador, se han encontrado ya unos 1.200 ejemplares del caracol en esa zona del condado de Pasco, donde se está tratando de erradicar la invasión con metaldehído, un pesticida inofensivo para humanos y animales, según las autoridades de Florida.

- Un peligro para los humanos -

El Departamento de Agricultura también ha impuesto un área de cuarentena en New Port Richey, de la que no se pueden sacar plantas ni ningún otro material vegetal ante el riesgo de diseminación.

"Otro problema de este caracol es que es portador del gusano pulmonar de la rata, que puede causar meningitis en los humanos", dice Stanley.

Ese parásito, detectado entre los ejemplares del condado de Pasco, entra en los pulmones de las ratas cuando éstas se comen a los caracoles, y desde ahí se dispersa al toser los roedores.

Si un humano ingiere uno de esos gusanos, éste suele ir hacia el tronco cerebral y es ahí donde puede causar meningitis, explica el biólogo.

Jay Pasqua todavía no puede creer el revuelo causado por el caracol. A finales de junio, un funcionario del Departamento de Agricultura acudió a su tienda de venta y reparación de cortacéspedes en New Port Richey para alertarlo sobre la presencia de la especie invasora.

"Al principio fue bastante gracioso ver toda la atención que recibía un caracol", cuenta ese hombre de 64 años. "Pero tras empezar a entender el proceso de su crecimiento, cómo llegaron aquí y qué enfermedades y problemas causan, sí que se convirtió en una preocupación".

Desde entonces ha encontrado decenas de ejemplares en su jardín, aunque lleva tres días sin ver ninguno.

El caracol gigante africano ya ha sido erradicado dos veces en otras partes de Florida. La primera fue en 1975, y la segunda en 2021 en el condado de Miami-Dade (sureste), tras 10 años de esfuerzo y una inversión de 23 millones de dólares.

Stanley cree que esta vez será más sencillo. "De momento está aislado en una zona y ya estamos vigilando y tratando esa zona. Así que tenemos muchas esperanzas de que no tardaremos tanto tiempo [en erradicarlo] aquí", asegura.

gma/dga/yow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.