Capturan a miembro de las FARC que extorsionaba

BOGOTA, Colombia (AP) — Un capturado miembro de una de las estructuras de mando de las FARC era el encargado de los cobros extorsivos a industriales y comerciales en zonas de Bogotá y el oeste del país, en fondos que utilizaba para la compra de armas, aseguró el martes la policía.

Víctor Hugo Soto, alias "Erick" o "El Chivo", de 47 años, fue capturado a las 13:00 horas (1800GMT) en Bogotá mientras comía un helado solo en una calle del barrio El Cortijo, al oeste de la capital colombiana, dijo en conferencia de prensa el general José Roberto León Riaño, director de la policía colombiana.

Soto tenía al menos 40 días en Bogotá donde llegó procedente del departamento de Tolima, al oeste colombiano y para hacerse exámenes médicos y visitar un odontólogo para un posible tratamiento de ortodoncia, aseguró el jefe policial al destacar que sus agentes tenían ocho meses siguiéndole la pista por distintas zonas del país y contaron para su ubicación con datos de un informante, quien cobrará una recompensa de 440 millones de pesos (unos 244.000 dólares).

De acuerdo con el director de la policía, Soto era uno de los miembros del llamado estado mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuya máxima jefatura, o "secretariado", está integrada por al menos seis miembros.

Ese estado mayor está por debajo del secretariado y aunque en años anteriores tuvo unos 30 comandantes, ahora serían unos 50, según indicó en diálogo telefónico Carlos Lozano, director del semanario Voz, del Partido Comunista Colombiano y quien ha entrevistado en varias ocasiones a miembros del secretariado de las FARC.

La captura de Soto no fue la primera de un miembro del estado mayor porque ya en años anteriores varios de sus integrantes han sido abatidos o detenidos.

Soto "era el responsable del cobro de *vacunas* (o pagos extorsivos) a industriales, comerciantes (de los departamentos del oeste colombiano) del Quindio, Tolima y norte del Huila. Con estos dineros recolectados, que no tengo la cifra, comprar armas y fortalecer el aparto" armado de los rebeldes, añadió el general León Riaño.

Con unos 30 años de militancia en las FARC, Soto tuvo desde mediados del 2011 el encargo de la seguridad de Alfonso Cano, máximo jefe de las FARC, aseguró el jefe de la policía. Cano, cuyo verdadero nombre era Guillermo León Sáenz, fue abatido en un ataque de la fuerza pública en noviembre del 2011 en la zona del departamento de Cauca, al suroeste colombiano.

El capturado, una figura alta y de pelo negro, vestido de jeans, camisa a cuadros y chaqueta negra, no formuló declaraciones cuando fue mostrado ante la prensa escoltado por dos agentes policiales a cada lado en una sede policial.

El general León Riaño dijo que Soto tiene pendientes cuatro órdenes de captura vigentes por delitos como rebelión y extorsión, así como una condena a 25 años de cárcel por secuestro.

Cargando...