Captura de líder del Cártel de Sinaloa, un "regalo a Biden"

Otilia Carvajal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 6 (EL UNIVERSAL). - Especialistas en temas internacionales señalaron que la detención de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, es un "regalo" previo a la visita a México del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El capo cuenta con una solicitud de extradición del gobierno estadounidense desde 2019, año del "Culiacanazo".

Guadalupe Peña, de la Universidad La Salle, sostuvo que no es una coincidencia esta captura, ya que va de la mano con visitas de alto nivel.

"Estamos dando un pequeño obsequio de bienvenida al presidente Joe Biden para que se haga efectivo esto de que sí hay un compromiso de México para el combate a la delincuencia y para detener el trasiego de fentanilo", apuntó.

"Siempre, cuando va a haber una cumbre se detiene a un capo, un cabecilla o se extradita a alguien que a Estados Unidos le interesa en este combate a la delincuencia organizada", dijo.

La experta mencionó que Ovidio Guzmán es el artífice intelectual del tráfico de fentanilo, que es uno de los principales problemas de drogas que enfrenta la Unión Americana.

"Lo que queda evidenciado es que en el caso de la captura de Ovidio y la fallida captura de hace unos años, se muestra que hay fragilidad en la propia estructura de seguridad nacional. No hubo una contención en cuanto a daños para prevenir los efectos hacia los civiles".

Esta captura, dijo, va acorde con el discurso de Biden, quien ha impulsado la narrativa de combatir el tráfico de fentanilo, además de que en unos días también debe presentar su informe sobre el Estado de la Unión: "Y claro, tiene que presentar resultados atractivos tanto para sus simpatizantes como para que se vea el contraste del trabajo presentado durante todo este tiempo".

Por su parte, Arlene Ramírez Uresti, especialista en Relaciones Internacionales por el Tecnológico de Monterrey, expuso que el capo era un personaje importante en la agenda de seguridad y la lucha contra el consumo de drogas de la Unión Americana.

"No solamente es evidente la colaboración en datos de inteligencia que pudieron lograr con este operativo tan rápido, sino porque el presidente Biden en los últimos días ha hablado mucho sobre la crisis que tienen en Estados Unidos en salud pública por el fentanilo.

"Creo que esto puede dar el sentido de que México da una muestra de buena voluntad en la cooperación y relación trilateral para garantizar que los esfuerzos en la región por mantener más limitada la operación de grupos del crimen organizado transnacional es real y duradera", añadió.

Al respecto, recordó que Ovidio Guzmán y la organización criminal a la que pertenece tienen una participación importante en este mercado.

Además, consideró que la captura era una deuda pendiente con el gobierno de Estados Unidos, que desde el "Culiacanazo" urgió a la aprehensión del capo, así como la desarticulación de ese mercado.

"En política no hay coincidencias, y ante una convulsión y un reacomodo de fuerzas políticas que vive Estados Unidos después de la reconfiguración de su Congreso, al presidente Biden le importa muchísimo poder tener los elementos para ejecutar una política de seguridad y prevención bastante importante", apuntó.