Captura y almacenamiento de CO2: ¿Salvavidas medioambiental o cheque en blanco para contaminadores?

© Alexiane Lerouge / AFP

Las tecnologías de captura y almacenamiento de CO2 están cobrando impulso mientras el mundo lucha por reducir las emisiones lo suficiente como para evitar una catástrofe climática. Algunos activistas del clima se muestran escépticos y consideran que esta tecnología es una excusa. Pero otros dicen que su uso podría ser necesario.

Durante años, la captura y el almacenamiento de carbono (CAC) estuvieron fuera de la escena, obstaculizados por los costos prohibitivos y la falta de apoyo político. Pero ahora la industria de la CAC está en auge.

En un informe de 2021, el Instituto Francés de Relaciones Internacionales contabilizó un récord de 76 proyectos de CAC en marcha en Europa.

"Actualmente, la CAC avanza por dos vías en Europa; hay mucho entusiasmo en el norte de Europa y mucho menos en el sur, donde falta voluntad política para implantar estas tecnologías", afirma Thomas Le Guénan, geólogo de la Oficina de Investigación Geológica y Minera de Francia.

Según la empresa noruega de investigación 'Rystad Energy', se prevé que el mercado de equipos de captura y almacenamiento de CO2 se cuadruplique en los próximos tres años y alcance unos 50.000 millones de dólares en 2025. Gracias al aumento de las inversiones en Europa y Norteamérica, la industria de la CAC debería ser capaz de capturar 150 millones de toneladas al año, frente a los 40 millones actuales. Sin embargo, esto es una gota de agua en el océano si se compara con los 38.000 millones de toneladas de CO2 emitidas por el ser humano en 2019.

¿Cómo funciona la captura de CO2?

Las limitaciones que presenta la captura de CO2

¿Esencial o una apuesta arriesgada?


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Niveles récord de metano, un “gas mucho más peligroso que el CO2”, alarman los científicos
Cinco puntos clave del informe del IPCC sobre la crisis climática y sus soluciones
Comisión Europea propone que el gas y las plantas nucleares sean consideradas energías verdes