Capacitación, indispensable para el crecimiento de la franquicia: ILAF

·3  min de lectura

La pandemia nos brindó la oportunidad de darnos cuenta de nuestra realidad en materia de negocios; esa realidad que no nos gusta ver cara a cara y que nos dice lo volátiles y frágiles que somos ante los cambios y ante lo desconocido. “En este momento estoy estable y cosechando”, ”llevo 20 años con mi negocio, no necesitamos más”, “¿para qué quiero crecer?”, “no me interesa formarme en franquicias, nunca voy a franquiciar”, “ya veré quién maneja mi negocio después, no pienso morirme pronto” son frases que escuché infinidad de veces antes de que la realidad nos alcanzara.

Un empresario tiene no solo la responsabilidad, sino la obligación de trascender y generar empleos perdurables, tiene la obligación y la responsabilidad de formarse constantemente en diferentes áreas del conocimiento y entender el mundo y sus constantes cambios.

El mercado cambió, el cliente cambió y la forma en que el cliente compra y se comunica con nosotros también cambiaron; los negocios que no eran o no son multigeneracionales están en problemas ante un cliente que no lo conoce. Es por esto que debemos crecer en una forma más acelerada que nuestra competencia y tener presencia en nuevos mercados para no seguir dependiendo de la misma esquina que antes, pero no ahora, nos brindó ganancias. Sin embargo crecer no es cosa fácil y el dueño y su familia (principalmente en Latinoamérica, donde la familia representa un papel muy importante en el futuro de la empresa) deben formarse en modelos de crecimiento que permitan llevar su marca a mercados nacionales e internacionales y formar parte así de esa estadística donde la tercera generación administra la empresa -y no de la estadística fatal en la que solo pocas o casi ninguna empresa trasciende a la primera generación-; y es aquí donde el modelo de franquicia reviste importancia, ya que nos ayuda a trascender.

El modelo de franquicia sigue siendo el formato de crecimiento de negocios más importante del mundo de los últimos 50 años; sin embargo, es un modelo que requiere una transformación total tanto de la vida personal como profesional del empresario, una conversión de la empresa y de su personal para poder adaptarse a la nueva forma de trabajo, que incluye la institucionalización de la compañía y la conversión del modelo de negocio para poder transmitirlo con éxito a los nuevos operadores. Si se logra esta transformación los resultados pueden llegar a ser sorprendentes en el mediano plazo. Franquiciar no es fácil ni barato ni rápido; pero lo que claramente sí es, es la respuesta a un propietario de empresa que quiere trascender y ver su marca en diferentes mercados.

SOBRE EL DIPLOMADO INTERNACIONAL DE FRANQUICIAS

Jorge Valencia, el denominado Zar de las Franquicias, en conjunto con un grupo de especialistas desde hace más de 15 años ha capacitado a más de 10,000 personas en todos sus cursos, seminarios, talleres, conferencias y diplomados; desde hace cinco años, ya constituidos como Instituto Latinoamericano de la Franquicia (ILAF), siguen viajando por todo México y el mundo difundiendo, protegiendo y estudiando el franchising y su tropicalización a la cultura empresarial latinoamericana, y formando a las nuevas generaciones en este extraordinario modelo de crecimiento.

El Diplomado Internacional de Franquicias y réplicas empresariales en A & B del Instituto Latinoamericano de la Franquicia se ha vuelto un referente para todos aquellos que quieren conocer e implementar el franchising en sus vidas y en sus empresas. Inicia nuevamente sesiones el 28 de abril. Inscripciones diplomado@institutodefranquicias.com y/o +52 22 22 12 66 73

Por Jorge Valencia, presidente del Instituto Latinoamericano de la Franquicia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.