Caos en las naftas: en pleno escenario de faltantes, petroleros van al paro y las empresas buscan bajar la polémica

La polémica en torno a las causas detrás del faltante profundo de combustibles crece a la par del desabastecimiento. A la par de la decisión del oficialismo de meter presión para que la disponibilidad de naftas se acomode esta semana, las organizaciones sindicales del rubro petrolero decidieron convocar a un paro para el próximo miércoles con foco, también, en exigir a las petroleras que normalicen cuanto antes el suministro a las estaciones de servicio. Del otro lado se ubican las compañías, que vienen de exponer como variables que complicaron el stock de naftas una presunta sobredemanda inédita y la parada programada de refinerías. Fuera de estos dichos, en ese segmento predomina el malestar por la complicación para importar determinados refinados y la imposición de un congelamiento de precios en pleno contexto de inflación desatada.

La cúpula del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa afirmó que concretará una medida de fuerza a partir de las 6 de la mañana del próximo miércoles en repudio a la situación de faltantes pronunciados en todo el país y, también, en respaldo a las políticas económicas que promueve Sergio Massa.

"El Sindicato de Petroleros Privados, expresa su total apoyo al ministro de Economía, Sergio Massa para normalizar el sector de venta de combustibles y el anuncio de aumento del corte de biocombustibles en naftas y gasoil", indicó la organización a través de un comunicado.

"Además de respaldar incondicionalmente el cierre de las exportaciones anunciado por Massa para la medianoche del martes, si las empresas continúan castigando a los argentinos nuestra organización sindical iniciará un paro total de actividades con afectación de producción a partir del miércoles", añadió, remarcando el apoyo al candidato presidencial por el oficialismo.

Petroleros versus empresas productoras

El gremio asegura que las compañías "están incumpliendo con los alcances de la Ley 17.319 que propugna el autoabastecimiento y permite exportar los saldos con importantes beneficios". Y tildan de "sinsentido" la falta de naftas en un contexto de producción récord en reservorios como Vaca Muerta.

"… las cuestiones electorales y la especulación empresaria no pueden tomar de rehenes a todo un país. En la Argentina del futuro no hay espacio para oportunistas y mezquinos", expresó el sindicato en el tramo final de su comunicado, para enseguida añadir que el paro se extenderá a los 25.000 trabajadores nucleados en la organización.

Los faltantes siguen siendo casi permanentes en las provincias del interior.
Los faltantes siguen siendo casi permanentes en las provincias del interior.

Los faltantes siguen siendo casi permanentes en las provincias del interior.

Por el lado de las empresas, las petroleras salieron al cruce de las críticas también mediante un escrito en el que dieron cuenta de una serie de causas que, señalan las compañías, juegan en contra del abastecimiento.

En un comunicado firmado por YPF, Raizen, Trafigura y Axion, el sector argumentó que la falta de naftas respondería, en principio, a "niveles extraordinarios de demanda, especialmente en los últimos 15 días, fin de semana largo, elecciones donde se produce un pico de movilidad de personas, inicio de la siembra agrícola".

Las empresas señalaron a eso hay que añadirle "una dependencia mayor a la habitual de importaciones de combustibles por paradas programadas en algunas refinerías. Y más recientemente, una sobredemanda generada por una expectativa de desabastecimiento".

Petroleras y un escenario complicado

"Hoy el sistema funciona con producción y transporte récord de crudo, refinerías a máxima carga, salvo dos que se encuentran transitando procesos de paradas técnicas totales o parciales por obras de ampliación y mantenimiento, lo cual es absolutamente habitual y necesario en nuestra actividad para el resguardo de personas, activos, calidad y volumen del producto", completaron las empresas, en un intento por aplacar las quejas de sindicatos y el mismo Gobierno.

Al margen de estas palabras, lo cierto es que en las petroleras predomina el malestar a raíz de las críticas públicas que emergen del oficialismo en un contexto económico que, señalan las empresas, complica el funcionamiento del sector.

En el ámbito de las petroleras señalan que los inconvenientes para hacerse con dólares complican fuertemente la importación de determinados refinados. Al mismo tiempo, la decisión del Ministerio de Economía de fijar sendos congelamientos en los surtidores quebró por completo la estructura de costos de la cadena del combustible, duramente afectada por la inflación.

Petroleras reconocen sobredemanda por
Petroleras reconocen sobredemanda por

Petroleras reconocen sobredemanda por "expectativa de desabastecimiento".

En torno a los surtidores dan cuenta de un atraso de cuanto menos el 30 por ciento en los precios. En cuanto a las productoras, la falta de incentivos para la venta doméstica redunda en un interés ampliado por promover la exportación con el fin de captar dólares. Es en ese contexto que se consolida un desabastecimiento que, se espera, comience a mostrar algún síntoma de reducción en el transcurso de esta semana.