¿Puede el cannabis prevenir el COVID? Tal vez, pero no fumándolo, dicen expertos. Lo que hay que saber

·4  min de lectura
Matilde Campodonico/AP

Un estudio que sugiere que los componentes del cannabis pueden prevenir las infecciones de coronavirus ha provocado un gran revuelo en las redes sociales.

Y, en caso de que te lo preguntes, fumar marihuana no protege contra el virus, dicen los expertos.

Dos compuestos de la planta de cannabis sativa —CBGA y CBDA—impiden que el coronavirus y sus variantes emergentes infecten las células renales humanas en un estudio de laboratorio revisado por pares de investigadores de la Universidad Estatal de Oregon.

Los compuestos lo lograron al unirse “a la proteína espicular del SARS-CoV-2, bloqueando un paso crítico en el proceso que el virus usa para infectar, según un comunicado de prensa de la universidad del 10 de enero sobre la investigación.

El trabajo ha atraído mucha atención y afirma que, junto a las vacunas, “se necesitan agentes terapéuticos de moléculas pequeñas para tratar o prevenir las infecciones” por coronavirus.

“Todo este tiempo que hemos estado escuchando a los CDC, deberíamos haber estado comiendo CBD”, bromeó el comediante Jimmy Kimmel en la televisión el 12 de enero sobre el estudio, mencionando otro compuesto del cannabis que a veces se vende legalmente en las tiendas, informó The New York Times.

El compuesto psicoactivo más conocido del cannabis —el THC— produce una sensación de euforia cuando se fuma o se ingiere en comestibles.

“Lo primero que hay que tener en cuenta antes que todos salgan a intentar prevenir la infección por COVID-19 mediante el consumo de marihuana es que se trata de un experimento en vitro”, declaró a McClatchy News el Dr. Michael Beazely, profesor adjunto de la Universidad de Waterloo en Ontario, Canadá.

Esto significa que se analizaron células renales humanas, no seres humanos.

Además, “el estudio usó CBD y CBG-A derivados del cáñamo en cantidades prácticamente imposibles de obtener fumando hierba”, señaló el ex abogado especializado en cannabis Kirk Tousaw en Twitter el 12 de enero.

El estudio insinúa ‘un potencial terapéutico’

Beazely cree que los hallazgos son “interesantes”, así como “preliminares”.

La investigación proporciona “algunos indicios de potencial terapéutico”, dijo Beazely, pero no “proporciona ninguna prueba de efectos clínicamente relevantes (es decir, de enfermedades humanas)“. Sirven de base para futuros estudios que incluyan más trabajos in vitro, trabajos preclínicos en animales y estudios en humanos”.

Los compuestos del cannabis se examinaron mediante un estudio de espectrometría de masas”, según el estudio.

Esto se hizo “para identificar pequeñas moléculas (ciertos cannabinoides) capaces de interactuar con la proteína espicular del SARS-CoV” y “medir el efecto de estos compuestos, incluidos el CBDA y el CBGA, sobre la capacidad del SARS-CoV de infectar células cultivadas”, detalló Beazely.

Pero el compuesto “CBDA no es el CBD” que está “fácilmente disponible” para algunos “si viven en un estado que permita la venta de CBD”, dijo a McClatchy News Kari L. Franson, profesora de Farmacología Clínica en la Universidad del Sur de California.

Además, “si se fuma un porro, en realidad se inhala más CBD, no CBDA”, dijo Beazely.

Como resultado de los hallazgos del estudio, el doctor Richard van Breemen dijo a VICE que los investigadores saben que “que el CBD, el CBG y el THC no son activos contra el virus” si se fuman y que “recomendarían una administración oral de estos compuestos en lugar de fumarlos inhalarlos por vaporizador”.

Se necesitan más estudios

Los investigadores escriben que la concentración de los compuestos necesaria para bloquear la infección es “alta, pero podría ser clínicamente alcanzable”.

“Un paso importante para identificar posibles terapias que podrían proteger contra el COVID-19 es evaluarlas primero en un entorno de laboratorio”, dijo a McClatchy News la doctora Lisa Holle, profesora de Medicina Clínica de la Universidad de Connecticut.

Sin embargo, coincidió con Beazely en que “antes de que se pueda demostrar que estas terapias son realmente eficaces y seguras, es necesario estudiarlas en otros entornos, como en modelos animales y luego en humanos”.

“Debido a que no hemos estudiado esto en humanos y con las variantes circulantes, hay mucho que no sabemos”, dijo Holle , añadiendo que no recomendarían el uso del cannabis basándose en este estudio.

Franson señaló un estudio anterior que “mostraba que el CBD tenía la capacidad de bloquear” la proteína espicular del coronavirus y dijo que los hallazgos de Van Breemen refutan esa investigación anterior.

“Es lamentable que tengamos resultados contradictorios con un ensayo anterior”, dijo Franson.

Durante la sesión de preguntas y respuestas con VICE, Van Breemen reconoció cómo “ha habido reportes de que algunos de los otros cannabinoides conectados como el CBD ciertamente tienen actividad antiinflamatoria”.

Fumar cualquier cosa, incluida la marihuana, es un factor de riesgo de COVID-19 ya que afecta a los pulmones, explica WebMD.

Van Breemen dijo a VICE que esperaba “ver un estudio de seguimiento en el que empecemos a desarrollar cuál debería ser la dosis oral” y dijo que el trabajo “es un importante tipo de descubrimiento de ciencia básica”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.