El canillita que le negó el saludo a Mauricio Macri explicó sus motivos

·2  min de lectura
Un canillita le negó el saludo a Macri
Un canillita le negó el saludo a Macri

El canillita que le negó el saludo a Mauricio Macri durante una recorrida por las calles de Ituzaingó en el día de ayer explicó por qué tomó esa decisión. Además, dijo cómo fue el recibimiento en el municipio kirchnerista. Según la versión del canillita, Macri “se fue repudiado por la gente, mientras le cantaban la marcha peronista: se subió a la camioneta y se le escuchó decir ‘a dónde me trajiste’”.

“Escuchamos un revuelo en la esquina y un vecino nos dice ahí viene Macri”, reveló Eduardo, en diálogo con Ernesto Tenembaum para Radio con Vos. En ese momento, el canillita le dijo a su compañero: “Yo a éste no lo saludo”.

Entonces, según Eduardo, Macri se acercó a abrazarlo “como si fuera un pariente”, y el hombre le dijo: “No sos bienvenido en este kiosco”.

En su versión, el canillita dice que el referente de Juntos le contestó: “No importa, dame la mano igual”. Pero Eduardo mantuvo su postura y le replicó: “Ni en pedo”, a lo que el político concluyó: ”Lo lamento por vos”. Sobre el diálogo con el exmandatario, Eduardo consideró los dichos del expresidente como “si fuera un patrón de una empresa que estuviera despidiendo a su empleado”.

Señaló que luego de lo que se puede ver en el corto clip, el fundador de Pro “salió raudamente repudiado por la gente que le cantaba la marcha peronista”, y agregó que cuando se subió a la camioneta para retirarse se le escuchó decir a uno de sus acompañantes: “A dónde carajo me trajiste”.

Eduardo se describió como “militante político de la confederación socialista de Jorge Rivas -vicejefe del Gabinete de Ministros de la Nación en el gobierno de Néstor Kirchner-” y dijo: “En Ituzaingó estamos por la unidad del Frente de Todos”, indicó.

Lo mío es una concepción política, que dice que a la derecha se la enfrenta, no con violencia, sino con esa cruzada de manos que es más simbólica”, recalcó. Pero dejó en claro que pese a ser “kirchnerista y socialista con orgullo” está en un kiosco “hace 42 años” y vende todos los diarios. “Con mis clientes charlo siempre con ellos, son mis amigos, sin importar qué leen”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.