Los cañones del Valles Marineris: este sería el lugar idóneo para comenzar a colonizar Marte

·4  min de lectura
Imagen del Valles Marineris marciano. En su interior existe una región llamada Candor Chaos que posee una gran cantidad de hidrógeno a solo un metro de la superficie. (Crédito imagen: ESA).
Imagen del Valles Marineris marciano. En su interior existe una región llamada Candor Chaos que posee una gran cantidad de hidrógeno a solo un metro de la superficie. (Crédito imagen: ESA).

Hace unos días os comentaba lo que debería hacer la humanidad en primer lugar, si su deseo es establecer una colonia permanente en Marte. Si solventásemos el problema de la falta de magnetosfera marciana, el camino a la terraformación sería más sencillo, y en ese sentido acabamos de recibir una gran información a manos de científicos rusos, cuyas conclusiones acaban de publicarse en la revista Icarus.

En efecto, cerca del ecuador marciano, en una región llamada Valles Marineris famosa por sus cañones, el equipo de investigadores del Instituto de Investigación Espacial de Rusia y sus colegas de la Agencia Espacial Europea acaban de hacer un descubrimiento enorme, que de confirmarse podría cambiar las reglas del juego. En una región concreta de esos cañones, llamada Candor Chaos, la sonda ExoMars TGO de la ESA y Roscomos descubrió evidencias de una gran masa de hidrógeno enterrada apenas un metro bajo la superficie.

Siempre hemos sabido que Marte tenía agua, pero hasta ahora dábamos por hecho que la reserva principal se encontraba en los polos, atrapada en forma de hielo. Sin embargo se creía que no se daban las condiciones para encontrar hielo en el ecuador marciano, ya que las temperaturas en esa zona no son lo suficientemente bajas. Y es que hay que tener en cuenta que la imagen que tenemos de Marte como planeta permanentemente helado no es cierta, en regiones ecuatoriales como la que nos ocupa, la temperatura diurna puede ascender a los 20ºC (aunque las mínimas nocturnas luego descenderán a -80ºC).

Pero volvamos con la sonda TGO (siglas en inglés para Rastreador Orbital de Gas), que es la auténtica protagonista tecnológica de este descubrimiento. Lanzada en 2016 en el seno del programa ExoMars, esta sonda euro-rusa ha logrado detectar y mapear una masa de hidrógeno enterrada bajo una capa de un metro de grosor de suelo marciano gracias a su instrumento FREND (siglas en inglés para Detector de Neutrones Epitermales de Resolución Fina).

El truco para encontrar agua invisible bajo tierra radica precisamente en FREND, ya que en lugar de captar luz, este instrumento capta neutrones. Cuando la superficie de Marte recibe la potente radiación cósmica (algo que sucede precisamente porque Marte carece de magnetosfera protectora) emite electrones como respuesta. Sucede que los suelos ecos emiten más electrones que los mojados, de modo que midiendo estos electrones FREND es capaz de deducir la cantidad de agua que existe en el suelo inspeccionado.

Analizando los datos obtenidos por TGO entre mayo de 2018 y febrero de 2021 el equipo ruso, liderado por Igor Mitrofanov (del Instituto de Investigación Espacial adscrito a la Academia Rusa de las Ciencias), descubrió una gran cantidad de hidrógeno situada como digo en la región de Candor Chaos. Si todo ese hidrógeno aparece enlazado a moléculas de agua, entonces todo parece indicar que en Marte hay una región del tamaño de los Países Bajos cuyo subsuelo contiene hasta un 40% de agua.

Imagen de Valles Marineris tomada por el instrumento MOLA de la sonda Mars Global Surveyor de la NASA en la que aparece la región de Candor Chaos. (Crédito imagen NASA).
Imagen de Valles Marineris tomada por el instrumento MOLA de la sonda Mars Global Surveyor de la NASA en la que aparece la región de Candor Chaos. (Crédito imagen NASA).

En palabras de Mitrofanov. “Descubrimos mucha más agua de la que esperábamos. En esta parte central de los Valles Marineris, el suelo se parece mucho al permafrost terrestre, lugares donde el hielo de agua permanente persiste bajo el suelo seco debido a las bajas y constantes temperaturas”.

El trabajo no obstante ha despertado algunas dudas en círculos académicos estadounidenses. Los científicos sospechan desde hace tiempo que el polvo marciano está plagado de hielo, o que existe agua adherida a los minerales. Sin embargo en la región estudiada por TGO se cree que no existen minerales que contengan demasiada agua. A la luz del descubrimiento, estos investigadores admiten que la presencia de hielo podría ser la explicación más probable (debido principalmente a lo que se sabe sobre otras fuentes potenciales de hidrógeno en Marte) sin embargo tal y como comenté anteriormente, los bruscos cambios de temperatura en la zona ecuatorial del planeta rojo deberían impedir la formación de reservas de agua en forma de hielo. ¿Entonces qué?

Así funciona la ciencia, cada descubrimiento produce un buen número de preguntas cuya resolución implica más ciencia. ¿Podrían darse en Candor Chaos unas condiciones geológicas tales que permitan que el agua se reponga y permanezca? Para descubrirlo los investigadores se proponen descifrar qué tipo de agua se encuentra en los surcos del cañón, y cómo consigue esta permanecer allí. Todo parece indicar que en el futuro veremos misiones científicas centradas en las latitudes bajas esta región, preparadas para resolver el misterio.

Entender esto será clave tanto para saber qué fue lo que sucedió con el agua que una vez cubrió Marte, como para encontrar entornos habitables en los que alguna vez pudo haber vida marciana, y en los que quién sabe si en el futuro no habrá colonias humanas aprovechando el precioso recurso que supone el agua.

Me enteré leyendo Smithsonian Magazine

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.