Candidatura presidencial de progresista chileno queda en el aire tras fallo

·2  min de lectura

Santiago de Chile, 5 sep (EFE).- Una sentencia del tribunal electoral de Chile dejó fuera del padrón al candidato presidencial progresista Marco Enríquez-Ominami por un caso relacionado con delitos tributarios del que fue absuelto en agosto, un fallo que deja en el aire su candidatura.

"Vamos a luchar, hasta el final. No voy a aceptar que en Chile no se respete la inocencia. Lo que está en juego es el Estado de Derecho", manifestó Ominami en Twitter en la madrugada del domingo.

El fallo apunta a que la causa por la que fue investigado Enríquez-Ominami, carta del Partido Progresista (PRO), no está todavía "firme o ejecutoriada" y por lo tanto, cuando se inscribió como candidato para las elecciones del próximo 21 de noviembre, no tenía derecho a sufragio.

Durante ocho años, el Ministerio Público indagó al actual candidato por presuntas irregularidades en la rendición de cuentas de su campaña presidencial de 2013, intentando comprobar delitos por fraude de subvenciones y a la tributación por las que se halló culpable a su exasesor Cristian Warner a finales de agosto pasado.

Desde el Servicio Electoral señalaron a medios locales que el candidato puede apelar al Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) para ser reincorporado al padrón, lo que le mantendría como carta presidencial.

Enríquez-Ominami fue acusado de recibir aportes económicos de la constructora brasilera OAS con fines electorales, luego de que medios nacionales revelaran el uso de un avión facilitado por la firma para su uso en campañas políticas.

Actualmente, el líder del PRO corre por su cuarta carrera presidencial a La Moneda (sede del Gobierno) luego de su primer intento en 2009, donde consiguió cerca del 20 % de los votos, sin embargo, en una década ha perdido gran parte de su adhesión y figura como un actor secundario en la escena política chilena.

Su candidatura fue una de las siete validadas por las autoridades electorales, junto a las del conservador Sebastián Sichel, el izquierdista Gabriel Boric y la democratacristiana Yasna Provoste, los representantes de los pactos políticos con mayor adhesión popular del país.

Otras postulaciones que se aceptaron fueron las de Eduardo Artés, representante de una izquierda más radical; del ultraderechista José Antonio Kast, del Partido Republicano, y el economista Franco Parisi.

La persona que reemplace al actual presidente, el conservador Sebastián Piñera, tendrá que reencauzar un país que vivió en 2019 una fuerte crisis social y política y, en caso de aprobarse, implementar las normas de la nueva Constitución, que se comenzó a escribir en julio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.