Los candidatos "tories" se desmarcan del legado de Boris Johnson

·3  min de lectura

Enrique Rubio

Londres, 15 jul (EFE).- Los candidatos conservadores que aspiran a suceder a Boris Johnson trataron este viernes, en mayor o menor medida, de desmarcarse del legado del primer ministro, de quien cuestionaron su honestidad o decisiones como la subida de la cotización social, en el primer debate televisado entre ellos.

Después de un inicio de guante blanco, en el que todos reconocieron las virtudes de sus contrincantes, pronto los cinco candidatos comenzaron a trazar sus líneas, para dar lugar a una discusión más acalorada de lo que se antojaba al principio.

Pese a que el formato del debate preveía preguntas de los ciudadanos presentes como público en "Channel 4", el presentador del programa -a quien se permitía repreguntar- disparó el primer dardo envenenado al preguntar a los aspirantes si creían que Johnson es "honesto".

Desde la respuesta ambigua que dio la "leal" ministra de Exteriores, Liz Truss, al "a veces" que espetó la diputada Kemi Badenoch, ninguno de los presentes osó dar una respuesta afirmativa, aunque el más tajante fue el presidente de la comisión de Exteriores, Tom Tugendhat, que negó con la cabeza y fue ovacionado por el público.

El principal favorito y hasta ahora líder en las dos votaciones de los diputados conservadores -que dejarán la lista en solo dos candidatos que se someterán al voto de la militancia "tory"-, Rishi Sunak, reconoció que quiso dar a Johnson "el beneficio de la duda", pero que finalmente no pudo hacerlo más y por tanto dimitió del Gobierno.

Al prometer "honestidad y responsabilidad" a los ciudadanos si resulta elegido líder del Partido Conservador y, por tanto, primer ministro, Sunak se desmarcó claramente del hombre que lo eligió al frente de la cartera más relevante tras ser elegido en 2019.

LA INCÓGNITA MORDAUNT

Había gran expectación por ver el desempeño de la favorita en las casas de apuestas y hasta ahora segunda en las votaciones de los diputados, la secretaria de Estado de Comercio, Penny Mordaunt.

Sin embargo, la también exministra de Defensa sufrió los ataques de las otras dos candidatas del ala derecha de los conservadores, Truss y Badenoch, y apenas pudo brillar.

"No soy la oferta tradicional, ni la candidata continuista; soy el futuro", dijo Mordaunt en su breve alegato final.

No pudo casi marcar perfil propio y sus propuestas fueron rebatidas por un Sunak que en ocasiones apareció algo desquiciado y con un punto soberbio y por una Truss que se ve obligada a superarla si quiere alcanzar la elección primaria de los afiliados.

Además, Mordaunt protagonizó uno de los principales encontronazos de la velada a cuenta de unas pasadas declaraciones acerca de los transexuales, lo que la obligó a matizar que aunque éstos deben gozar de los mismos derechos legales, "no deberían ser reconocidos como iguales en ámbitos como el deporte".

Quienes se llevaron los mayores aplausos en el plató fueron el propio Sunak y Tugendhat, sabedor de que sus posibilidades son remotas y que, tal vez por ello, pareció hablar con mucha mayor libertad que el resto.

Badenoch, por su lado, también dejó una grata impresión gracias a la contundencia de sus intervenciones, algo opacadas por una recurrente tos que ha despertado la rumorología acerca de una posible infección por covid.

No se debe olvidar que aunque el debate era televisado para todo el país, será el exiguo grupo de 358 diputados "tories" y posteriormente los cerca de 160.000 militantes del partido, más ideologizados que el conjunto de la población.

Por eso, los argumentos de Sunak en favor de una subida de impuestos para mantener a flote el servicio público de sanidad (NHS) pueden tener cierto eco en un público generalista, pero fueron contestados de forma contundente por Truss, que pidió que el Reino Unido se siga endeudando para salir de una situación extraordinaria como la actual.

El próximo debate televisado tendrá lugar el domingo y el último el lunes. A lo largo de la semana que viene los diputados "tories" seguirán votando para dejar en liza a solo dos candidatos que se disputarán el puesto de Johnson.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.