Candidatos afrontan el primer debate obligatorio de la historia de Uruguay

Agencia EFE

Montevideo, 12 nov (EFE).- Los candidatos a la Presidencia de Uruguay por el gobernante Frente Amplio (FA, izquierda), Daniel Martínez, y el Partido Nacional (PN, centroderecha), Luis Lacalle Pou, afrontan las horas previas al debate electoral de este miércoles, primero dispuesto por ley en la historia del país.

La máxima igualdad en las encuestas marca la situación en la que llegan ambos aspirantes, después de que la consultora Opción mostrara este lunes que el opositor Lacalle Pou tiene 5 puntos de ventaja sobre el oficialista Martínez (47 % por 42 %) con vistas a la segunda vuelta electoral del 24 de noviembre, para la que un 6 % seguiría indeciso.

Estos números coinciden con los que mostró la encuesta de Equipos Consultores la semana anterior.

Martínez obtuvo en primera vuelta el 39 % de los votos, diez puntos más que los que logró el partido de Lacalle Pou, quien ha conseguido reunir para un futuro Gobierno de coalición a las principales fuerzas opositoras que se midieron con ellos en octubre: Partido Colorado y Cabildo Abierto.

"De acuerdo con lo que dicen algunas encuestas, Daniel Martínez no le alcanzaría con convencer a los indecisos sino que tendría que lograr que algunos electores que quizás están predispuestos a votar por Lacalle Pou cambiaran el voto. Y eso, para lograrlo en un debate, es una tarea difícil", dijo a Efe el politólogo uruguayo Antonio Cardarello.

Además, el docente en Ciencia Política de la Universidad de la República (Udelar) vaticinó que el candidato oficialista se apoyará en la gestión del Frente Amplio en el Ejecutivo desde 2005 y en "la nominación de José Mujica y Danilo Astori como futuros integrantes del próximo Gobierno".

Al tiempo, señaló que "la continuidad y la experiencia" que para Martínez suponen una fortaleza, para Lacalle "es mala y lo que se necesita en Uruguay es un cambio", por lo que aprovechará esa baza.

El de mañana será el primer debate regulado por el Poder Legislativo en la historia de Uruguay, tras la aprobación en septiembre pasado de la ley 19.827, que "declara de carácter obligatorio" el cara a cara entre "candidatos a la Presidencia de la República".

En opinión de Belén Amadeo, profesora de Comunicación Política de la Universidad de Montevideo (UM), la obligatoriedad del debate permite a ambos candidatos generar una "sensación de apertura" hacia los votantes y de "exposición".

Según dijo a Efe la experta argentina, "la gracia del debate" está en "que todo el mundo los pueda ver porque les permite una enorme visibilidad".

El debate será organizado por la Corte Electoral, en colaboración con la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU), y será transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

Los cuatro bloques temáticos que se desarrollarán en las dos horas de duración serán: desarrollo económico y empleo; integración social y seguridad; desarrollo humano; y visión del país y rol del Estado.

(c) Agencia EFE