Este destino mexicano batió récords y recibió 30 millones de turistas en 2022

Atardecer en la zona hotelera de Cancún, estado de Quintana Roo, México. (Getty Images).
Atardecer en la zona hotelera de Cancún, estado de Quintana Roo, México. (Getty Images).

La popularidad de Cancún no para de crecer. A tres días de finalizar el 2022, las autoridades del estado de Quintana Roo, en la Península de Yucatán, recibieron a la pasajera número 30 millones en llegar al Aeropuerto Internacional de Cancún en sólo un año, la cifra de visitantes más alta registrada hasta la fecha.

Lisa Marie Stickley, una estadounidense que viajaba con su pareja desde Indiana para escapar del frío y disfrutar el Año Nuevo en las cálidas aguas del Caribe, posó sonriente para la prensa local tras ser recibida con mariachis para conmemorar el sorprendente número de visitantes a uno de los destinos turísticos más populares de México.

No es la primera vez que Stickley visitaba Cancún aunque nunca había sido recibida con tanto revuelo. De hecho, el pasado 28 de diciembre viajó por quinto año consecutivo con su esposo Chad para celebrar su quinto aniversario de bodas.

El Aeropuerto Internacional de Cancún registró el aterrizaje de 185 mil vuelos y un promedio de 500 operaciones diarias en 2022, informó el diario El Universal.

“Ya tenemos el récord en número de operaciones, entradas y salidas en Cancún, nunca se había visto. Ya estamos cerca de las 700 operaciones diarias; el turismo está creciendo como nunca. Vamos a tener un cierre de año con mucho turismo en el país”, había dicho el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina del 20 de diciembre.

¿Por qué la gente visita Cancún?

Me confieso una enamorada de Cancún. Aunque no suelo ser asidua a los destinos prefabricados para atraer el turismo masivo, ese lugar del sureste de México me encantó desde la primera vez que fui en 1994.

Cancún tiene la combinación perfecta de playas de arenas blancas y la exuberante fauna acuática muy propia de todo el Mar Caribe, con espectaculares sitios arqueológicos de una de las culturas más importantes de la América Prehispánica. Todo esto amenizado por una eficiente estructura turística de hoteles cómodos y funcionales, un servicio al cliente amigable y acogedor, comida suculenta, música en vivo y un clima cálido con pocas precipitaciones durante todos los meses del año.

Resulta interesante descubrir que Cancún no existía en el panorama turístico mexicano cuando Acapulco comenzó a aparecer en grandes producciones de Hollywood durante la década de 1950.

Esa zona de esteros, manglares, selvas y playas fue habitada hasta la conquista española de la región mesoamericana en el siglo XVI y luego quedó en el olvido. Su nombre Kan Kun significa nido de serpientes en maya, aunque en la actualidad se escribe Cancún.

Fue en enero de 1970 cuando los primeros técnicos del Fondo de Promoción e Infraestructura Turística (INFRATUR) comenzaron a visitar el lugar para crear un plan maestro de desarrollo, que incluiría una zona exclusivamente turística, una ciudad que habitarían los residentes permanentes y un aeropuerto internacional.

La Zona Hotelera está ubicada en una franja de arena de unos 24 kilómetros en forma de número siete. Si caminas a la orilla del mar sólo verás arena blanca y mar turquesa de un lado, y altas torres de hoteles en el otro.

Lo que no puedes dejar de ver

Si sales a la calle hay una sola carretera por donde pasan autobuses que te llevarán al centro de la ciudad donde vive la población local. Es mi lugar favorito para escapar de los menús todo incluido de las cadenas hoteleras, para comprar artesanías en el mercado y para sentir el calor de la cultura mexicana.

Si te gusta la vida marina, en Cancún te sentirás en el paraíso porque la Barrera de Coral Mesoamericana es el segundo sistema de arrecifes más grande del mundo.

No puedes dejar de visitar el Museo Subacuático (MUSA) que tiene 487 estatuas del escultor Jason deCaires y 13 de 5 artistas mexicanos, colocadas en el lecho marino de tres locaciones en alta mar.

Siempre es recomendable contratar a un guia local para que te explique todos los detalles de las obras y de los arrecifes y para que te alerte sobre las fuertes corrientes que puedes encontrarte mientras buceas.

Otra experiencia que te dejará maravillado es visitar los cenotes, que lucen como hoyos gigantes que se abren en la superficie de la tierra y cuando te asomas ves que en el fondo tienen agua clara. En realidad son sistemas de cuevas enormes que se forman cuando el techo se derrumba y al quedar expuestos se llena de agua de lluvia, que se mezcla con el agua que proviene de ríos subterráneos. Allí viven una gran variedad de peces y tortugas.

Mi excursión favorita es visitar Chichen Itzá, un sitio sagrado que fue uno de los mayores centros mayas de la península de Yucatán. La Unesco dice que distintos pueblos fueron dejando huella en esa ciudad durante casi 1.000 años.

Chichén Itzá significa "boca del pozo de los itzaes", y se refiere a un gran cenote ubicado al norte de la pirámide de Kukulcán. Además se ser un lugar sagrado, también era una fuente de agua dulce esencial para esa peculiar ciudad repleta de templos y habitada por académicos y sabios astrónomos.

Es imposible que no se te erice la piel mientras caminas por esos 15 km2 de estructuras monumentales como la cancha del Juego de Pelota, la calzada que lleva al Cenote Sagrado, las esculturas del dios Chaac, los relieves de la Casa de las Monjas o las cabezas de la Serpiente emplumada (Quetzalcóatl o Kukulcán).

Problemas en un oasis de paz

Los visionarios planificadores no pudieron prever ciertos imponderables que atentarían contra la paz de esa burbuja turística de disfrute y placer. No fue casual que eligieran una zona alejada de las grandes urbes mexicanas, con una mínima población local.

Desde hace unos años, la policía local lucha para contener los brotes de violencia que han surgido en la llamada Riviera Maya, que se extiende unos 130 kilómetros al sur de Cancún hasta las ruinas mayas de Tulum. “Al lado de los ostentosos hoteles todo incluido de la región están los pueblos en crecimiento en los que operan abiertamente bandas delictivas que venden drogas y extorsionan a los negocios locales, según las autoridades y los grupos empresariales”, dijo un reportaje de The New York Times.

La población local también ha causado interrupciones en la actividad turística desde que comenzó el 2023. Y aunque causan pérdidas millonarias, hay quienes piensan que tienen razón.

Los vendedores indígenas mayas protestaron contra el trato discriminatorio de los guardias que mantienen el orden dentro de las ruinas.

Los indígenas han acusado a los guardias de violar sus derechos como descendientes de los mayas que construyeron esos majestuosos templos. También se preocupan por el deterioro que los 2,5 millones anuales de turistas que visitan el centro arqueológico puedan causar a sus sagrados lugares ancestrales.

La enorme afluencia de turistas sin duda ayuda a oxigenar la economía de uno de los estados más jóvenes de la república mexicana. Pero el respeto por las culturales locales y el cuidado del delicado ecosistema de la selva y el mar tienen que prevalecer para que siga siendo una actividad sostenible.

Fuentes: Travel2Next, CancunSun, ElEconomista, DeeperBlue, National Geographic, Remezcla, El País, NYTimes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El espeluznante hallazgo en el fondo de un cenote en Yucatán, México