El canciller mexicano descarta ser candidato presidencial

el canciller mexicano, Luis Videgaray, en rueda de prensa en la embajada de México en Washington, el 6 de abril de 2017 (AFP | Saul Loeb)

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, descartó este jueves en Washington rumores sobre su eventual interés en lanzar su candidatura a las elecciones presidenciales que se realizarán el próximo año en su país.

"¡No, no y no!", dijo Videgaray al ser consultado si tenía interés en ser candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el gobierno.

Consultado sobre la posibilidad de lanzarse por otro partido, Videgaray apenas respondió con una carcajada. "Ya lo he respondido", se limitó a comentar.

Videgaray cerró este jueves una intensa visita de dos días a Washington, en el marco de una gira que incluyó reuniones con legisladores y autoridades estadounidenses sobre el inicio de las conversaciones para renegociar aspectos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Luego de la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca, México y Estados Unidos han tratado de preparar una agenda para discutir una modernización del tratado, pero mantienen diferencias de fechas.

Los mexicanos insisten en la necesidad de negociar el TLCAN a partir de mediados de este año para evitar que se superponga con la campaña electoral de 2018, o aún que se presente un hecho consumado para el próximo mandatario.

Fue en ese ambiente que surgió el rumor según el cual Videgaray esta interesado en una negociación antes de las elecciones a causa de sus aspiraciones de lanzar su candidatura presidencial.

Inicialmente, los estadounidenses pretendían iniciar esos contactos a fines de 2017, extendiéndose hasta 2018.

En tanto, uno de los candidatos presidenciales mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, ya se había manifestado en Washington en favor de que las partes no lleven adelante una negociación "apresurada".

López Obrador comentó en esa oportunidad su convicción de que "va a alcanzar el tiempo, que no se va a llevar a cabo ninguna revisión comercial antes de las elecciones en México".

"Tanto en Washington como en México, en palacio las cosas caminan despacio", apuntó.