El canciller brasileño niega su renuncia y dice que no lee a la prensa

Agencia EFE
·2  min de lectura

Brasilia, 24 mar (EFE).- El canciller brasileño, Ernesto Araújo, negó este miércoles que tenga pensado renunciar o que su cargo esté en juego, como sostienen algunos medios locales, y aseguró que, cuando quiere "estar bien informado", no lee a la prensa.

"Sólo quiero citar algo que leí en algún lugar: El oprobio de los impíos enaltece al hombre tanto como el halago de los justos", dijo respecto a esos rumores en una comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

"Cuando quiero estar bien informado, no leo lo que aparece en la prensa", apuntó sobre crecientes conjeturas volcadas en los medios locales que hablan de supuestas presiones de grupos parlamentarios de la base oficialista que estarían exigiendo su renuncia.

Araújo ha sido criticado por roces que ha tenido con Estados Unidos y China, países considerados por algunos diputados como "importantes" para un mejor acceso a las vacunas contra la covid-19, las cuales están en falta en un Brasil que atraviesa la peor fase de la pandemia y se aproxima a los 300.000 muertos.

En el caso de Estados Unidos, el ministro, al igual que el propio presidente Jair Bolsonaro, respaldó públicamente el intento de reelección de Donald Trump y hasta puso en duda la limpieza de los comicios ganados finalmente por el actual mandatario, Joe Biden.

En cuanto a China, Araújo tuvo roces directos con el embajador de Pekín en Brasil por unos comentarios que cuestionaban la eficacia de las vacunas anticovid elaboradas en aquel país y aludían al origen del virus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan.

En ese último caso, el ministro afirmó que las relaciones con China están en un "excelente nivel" en todos los planos, entre los que citó el comercial y la cooperación en materia de vacunas, al punto de que las que más se aplican en Brasil son del laboratorio chino Sinovac.

Informó incluso que en los próximos días llegaran al país tres aviones procedentes de China con material suficiente para elaborar localmente 32 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, lo cual atribuyó al "grado de diálogo y cooperación" con Pekín.

También sostuvo que la relación bilateral con Estados Unidos pasa por un "muy buen momento" y que el diálogo con el Gobierno de Joe Biden "continúa" y se desarrolla en todos los niveles, lo cual incluye el combate a la pandemia.

En ese sentido, explicó que Brasil mantiene "negociaciones" para acceder a parte del "excedente" de vacunas que tiene Estados Unidos.

"Estamos negociando para poder recibir parte de esos excedentes, pero son números bastante limitados y eso está sujeto a regulaciones dentro de Estados Unidos", indicó.

(c) Agencia EFE