El cáncer de piel puede verse (y detectar a tiempo) al rastrear así lunares y manchas

·6  min de lectura
Un nuevo método de autoexploración puede ayudar a detectar el melanoma, el cáncer de piel que se puede desarrollar en un lunar. Saber identificarlo es fundamental y ahora vas a poder hacerlo con tu propio móvil. (Foto: Getty)
Un nuevo método de autoexploración puede ayudar a detectar el melanoma, el cáncer de piel que se puede desarrollar en un lunar. Saber identificarlo es fundamental y ahora vas a poder hacerlo con tu propio móvil. (Foto: Getty)

Los días más calurosos y soleados están al caer conviene recordar la importancia de la prevención y la incidencia del cáncer de piel: en España, más de 300 pacientes son diagnosticados de melanoma cutáneo cada mes.

Por eso, ahora que empieza la época de las escapadas a la playa y la montaña y de las largas tardes al sol en los parques y terrazas de la ciudad, hay que ser más precavidos, si cabe. De lo contrario, ya sabemos lo que el exceso de sol conlleva: hombros y escote quemados, narices descamadas... ¿Qué podemos hacer? Aparte de protegernos bien, es importante inspeccionar lesiones sospechosas y lunares cambiantes.

Los dermatólogos aseguran que a autoexploración continua de los lunares y manchas es el método más común para detectar el melanoma, el cáncer de piel más frecuente en nuestro país. De hecho, si se detecta a tiempo, es muy probable que se cure. La tasa de supervivencia es superior al 95 por ciento después de cinco años, lo que significa que el diagnóstico precoz y la prevención son aún más cruciales.

Sin embargo, a pesar de que los especialistas prescriben controles periódicos y recomiendan la autoexploración, no está resultando tan útil y eficaz como se espera.

Para hacerlo bien hay que seguir la 'regla del patito feo' o la del ABCDE, que como bien sabrás consiste en identificar las diferencias y cambios en los lunares y manchas de la piel comprobando la asimetría (si crece más por un lado), los bordes (poco definidos o irregulares, que se confunden con la piel), el color (oscurecimiento o variaciones de color desde los azulados a los marrones y negros), el diámetro (no deben superar los 6 mm, en este caso habría que biopsarlos) y la evolución (si pican, sangran o crecen de forma llamativa) de los lunares y manchas en la piel.

¿Qué ocurre? Pues que según apuntan los dermatólogos, no es algo que hagamos habitualmente porque el cáncer de piel no nos preocupa lo suficiente (al menos tanto como el de mama, donde la autoexploración está más extendida).

Los expertos consideran que no debería ser así ya que hablamos de una enfermedad cuya incidencia se ha duplicado en España en las últimas décadas, pero la sociedad todavía no ha tomado conciencia de ello. Ciertas creencias erróneas podrían tener algo de culpa. Por ejemplo, hay que aclarar que el riesgo de padecer cáncer de piel no es cuestión de edad, sino de la cantidad de exposición a los rayos ultravioletas que experimenta cada persona a lo largo de su vida.

Como aclara el doctor Eduardo Nagore, miembro del equipo de Euromelanoma-España, “el melanoma puede aparecer en cualquier edad, aunque es excepcional antes de la adolescencia”.

El melanoma de extensión superficial es la forma más frecuente, en nuestro país, de cáncer de piel y suele presentarse en adultos jóvenes y en pacientes de entre 40 y 50 años, siendo el lentigo maligno -un subtipo de melanoma- “más frecuente en edades medias y avanzadas, mientras que el melanoma nodular -de características más agresivas- se diagnostica en pacientes de 50 a 60 años”.

No obstante, “no hay una conciencia de lo sencillo que es morirse por un cáncer de piel. A los pacientes les resulta inverosímil que un lunar sea capaz de matar”, asegura el Dr. Nagore. Pero el cáncer de piel no desaparece si se le ignora, y si se le permite avanzar, puede causar deformaciones, complicaciones e incluso puede provocar la muerte en el caso de los melanomas.

Otro de los motivos por los que las que muchas personas no han instaurado la autoexploración entre sus rutinas de prevención es que no siempre resulta fácil distinguir las 'lesiones cutáneas pigmentadas', las que deben preocuparnos puesto que son las que advierten del riesgo de cáncer de piel.

Algunos lunares o manchas están fuera del alcance de la vista (estos son los sitios más 'raros'), y se necesitan conocimientos clínicos para analizar su apariencia y saber interpretar ciertos signos. Pero la autoexploración se complica aún más si el número de lesiones aumenta o si tenemos una piel propensa a las manchas, pecas y lunares de nacimiento.

Ahora una nueva técnica puesta en marcha por la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz de Madrid (FIBHULP) y la multinacional tecnológica GMV podría ayudar a solventar estos problemas y mejorar la forma en la que 'vigilamos' nuestra piel. Sobre todo, aumentaría la adherencia de los pacientes a la autoexploración. Se trata de utilizar un dispositivo tan accesible, como es el propio teléfono móvil.

Hoy en día, las cámaras de los teléfonos móviles tienen suficiente resolución y calidad como para registrar un mapa cutáneo a base de imágenes, en las que se puedan identificar y rastrear esas lesiones pigmentadas. La ciencia lleva años trabajando en ello, y se han realidad estudios y revisiones que han sugerido la utilidad de esta herramienta.

De esta forma, el rastreo de lunares mediante el móvil permite a una persona sin conocimientos clínicos ni dispositivos especiales, localizar y registrar la evolución de cada lunar en su cuerpo a lo largo del tiempo, a partir de un historial de imágenes que el especialista puede revisar en el momento de un chequeo médico. De hecho, hay evidencias que la detección de melanoma podría mejorar notablemente enviando selfies de lunares desde el teléfono inteligente al médico.

Porque sí, tu teléfono puede ayudarte a reconocer lunares y marcas sospechosas, pero aún así debe consultar a un dermatólogo. Y es que tal y como informa la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y su Fundación Piel Sana: "El examen y cribado cutáneo de cada persona por parte de los dermatólogos son medidas estratégicas para detectar el melanoma en una fase temprana y realizar un tratamiento eficaz para mejorar la supervivencia de pacientes afectados por este cáncer de piel".

De tal forma, gracias a la tecnología espacial de GMV, se podrá hacer un cribado adecuado como medida de prevención en personas especialmente susceptibles de desarrollar un melanoma, lo que ayudaría al diagnóstico precoz disminuyendo su morbimortalidad.

Por tanto, debido a que "el cáncer de piel puede verse", se puede detectar en una fase temprana y el principal factor de riesgo, la exposición a rayos UV, puede reducirse mediante cambios en el comportamiento en relación con el sol.

Es importante entender que una exposición dañina al sol no es exclusiva de la exposición voluntaria que se produce cuando alguien va a la playa a tomar el sol. La exposición al sol puede ser dañina también con otras actividades como estas:

  • Exposición al sol fortuita, el tiempo que se pasa al aire libre en días soleados durante las actividades diarias rutinarias.

  • Exposición recreativa al sol, el tiempo empleado disfrutando de actividades deportivas o recreativas al aire libre cuando hace sol.

  • Exposición al sol por razones laborales, el tiempo que pasan expuestos las personas que trabajan al aire libre (agricultores, pescadores, socorristas, carteros, personal de mantenimiento, etc.).

  • Exposición al sol deliberada, el tiempo que se pasa al aire libre con la intención deliberada de tomar el sol.

Así que aunque existan un puñado de aplicaciones y dispositivos para teléfonos inteligentes que afirman ayudar a la detección temprana y mantenerlo al día con autoexámenes regulares, es importante llevar a la práctica las medidas protectoras convencionales y no saltarse las revisiones con el dermatólogo.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Esta chica con acné quístico es un verdadero ejemplo en redes

Melanoma: lo que necesitas saber para una correcta protección

Camas solares: el motivo por el que hay más casos de melanoma en los adolescentes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.