Se cancelan las clases para el lunes en Chicago

·7  min de lectura

El director ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), Pedro Martínez, dijo el viernes que las clases se cancelan el lunes “hasta que logremos algún avance en las negociaciones” con el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) sobre los protocolos de seguridad de COVID-19, aunque algunas escuelas individuales pueden ofrecer servicios y programas.

Martínez también dijo que el distrito exploró la transición temporal al aprendizaje remoto en medio del enfrentamiento con el sindicato, pero le preocupaba que los programas no fueran de alta calidad.

“Esto ya es increíblemente difícil para nuestras familias”, dijo Martínez el viernes en una discusión en línea con líderes comunitarios. “Para mí, simplemente aumentar la presión sobre el personal y nuestras familias para tratar de poner en marcha un programa que sabemos que la calidad no será la que merecen nuestros hijos, simplemente no podría hacerlo”.

Martínez dijo el viernes que es “cautelosamente optimista de que estamos avanzando en los grandes problemas” con el sindicato, como diseñar una métrica que cambiaría y prometió negociar durante el fin de semana si es necesario. Las clases se cancelaron el viernes en todo el distrito, pero los funcionarios de CPS dijeron que cada escuela por separado podría reabrir para actividades en persona si hubiera suficiente personal presente. Muchos directores dijeron que ese no era el caso.

Los administradores de algunas escuelas, incluida la Escuela Magnet William H. Brown STEM en el vecindario Near West Side y la primaria Rufus M. Hitch en Norwood Park, les dijeron a los padres que esperaran tener noticias de ellos a las 4 pm del viernes sobre los planes del lunes.

El director de la primaria Kate Starr Kellogg alertó a las familias el viernes por la tarde que la escuela de Beverly no ofrecería instrucción en persona o remota el lunes. Los padres no deben planear enviar a sus hijos a la escuela.

“No anticipo que tendremos suficiente personal para la instrucción en persona hasta que se llegue a un acuerdo entre CPS y CTU. Enviaré una notificación si algo cambia”, escribió el director Cory Overstreet en una nota a los padres.

“Todos los programas extracurriculares, prácticas deportivas y otros eventos escolares también se cancelan. Esperamos poder dar la bienvenida a nuestros estudiantes a nuestra escuela lo antes posible y en breve proporcionaremos una actualización sobre el plan de nuestra escuela para la próxima semana”.

La primaria South Loop y la secundaria Magnet Whitney M. Young dijeron el viernes que no estarán abiertas para instrucción o actividades el lunes, y la directora de Whitney Young, Joyce Kenner, alentó a los padres a no comunicarse con la facultad o el personal porque no tienen acceso a sus correos electrónicos o aulas virtuales.

Steinmetz College Prep en el vecindario de Belmont Central también canceló las clases de los lunes “según los niveles de personal esperados”. Lane Tech College Prep les dijo a los padres que planea dar la bienvenida a los estudiantes los lunes, miércoles y viernes para actividades de “enriquecimiento de invierno” en persona, como baloncesto y planificación de admisión a la universidad, si el distrito no llega a un acuerdo con el sindicato.

Mientras tanto, más de 100 administradores escolares firmaron una carta el jueves diciendo que no quieren asumir la “tarea desmoralizadora” de determinar si su escuela tiene suficiente personal para enseñar a los estudiantes en persona en medio del aumento continuo de ómicron.

“Esta es una crisis en todo el distrito y necesitamos una estrategia en todo el distrito. No debería ser una respuesta reaccionaria ad hoc que crea desigualdades que son predecibles entre las líneas sociales y económicas”, se lee en un comunicado emitido el jueves por la Asociación de Directores y Administradores de Chicago, que dijo que había sido firmado por más de 100 directores y subdirectores como la disputa de aprendizaje en persona continuó.

El presidente de CTU, Jesse Sharkey, dijo en un comunicado que el sindicato vio movimiento en las negociaciones el jueves, “más de lo que hemos visto en los últimos meses”.

Pero Sharkey dijo que el sindicato se apega a sus demandas de un resultado negativo de la prueba COVID-19 para regresar a las aulas; un “aumento masivo” en el programa de pruebas semanales en las escuelas del distrito; y un cambio al aprendizaje remoto en cualquier escuela donde el 20% o más del personal esté aislado o en cuarentena, o cuando el comité de seguridad de la escuela decida que es necesaria una transición.

La oficina del gobernador J.B. Pritzker dijo el viernes que le pidió a la administración del presidente Joe Biden más kits de prueba de COVID-19 para CPS. Un programa de pruebas en el hogar del distrito durante las vacaciones de invierno fue un fracaso.

En un comunicado el jueves, la alcaldesa Lori Lightfoot dijo que la negociación con el sindicato comenzó el jueves al mediodía y duró hasta la noche. Lightfoot y Martínez “encontraron las sesiones productivas desde nuestra perspectiva”. Se espera que las negociaciones continúen el viernes por la tarde.

La Asociación de Directores y Administradores de Chicago dijo que los directores fueron informados el miércoles por la mañana que las escuelas estarían cerradas el jueves y el viernes, y que el aprendizaje remoto o una combinación híbrida de aprendizaje en persona y virtual podría comenzar el lunes según la capacidad. Los estudiantes regresarían a los edificios para aprender en persona a tiempo completo a partir del 18 de enero, lo que se alinea con la medida que el sindicato de maestros aprobó esta semana.

El grupo de directores dijo que los administradores estaban “sorprendidos” el miércoles por la noche cuando CPS dijo que algunas escuelas podrían abrir el viernes si los directores así lo decidían.

“Como directores de escuelas, hemos estado haciendo lo que parece un trabajo imposible y manteniéndolo unido para nuestros estudiantes, padres y miembros del personal que ya están agotados. Abrimos escuelas el lunes y martes de esta semana con el personal que teníamos e impartimos clases nosotros mismos para garantizar que la instrucción continuara para nuestros estudiantes”, se lee en el comunicado.

“Decirles a los directores que las escuelas estarían cerradas esta semana y luego sorprendernos unas horas más tarde con una declaración pública de que los directores decidirán abrir o cerrar nuestras escuelas el viernes es ofensivo e inseguro. Elimina a la administración del distrito de la responsabilidad de tomar y explicar decisiones difíciles sobre la reapertura de la escuela y pone a los directores justo en la línea de fuego”.

Los estudiantes asistieron a la escuela el lunes y el martes antes de que el sindicato votara para rechazar el trabajo en persona desde el miércoles hasta el 18 de enero, a menos que CPS intensificara su enfoque ante el COVID-19. CPS y los funcionarios de salud de la ciudad han dicho repetidamente que los protocolos vigentes, como el uso de tapabocas en interiores, las pruebas semanales y el rastreo rápido de contactos, son lo suficientemente buenos.

El distrito reportó 840 nuevos casos de COVID-19 en estudiantes y 647 nuevas infecciones en adultos de lunes a miércoles. El distrito reportó casi 1,000 casos nuevos, su total semanal más grande de 2021, cuando los estudiantes y miembros del personal se dirigían a sus vacaciones de invierno de dos semanas el mes pasado y la variante ómicron altamente transmisible hizo su presencia en Chicago.

El jueves, el distrito no siguió su práctica estándar de informar la cantidad de estudiantes y miembros del personal en cuarentena o aislamiento en su tablero público en línea. Había 9,000 estudiantes y un récord de 2,300 miembros del personal en cuarentena o aislamiento el miércoles por la noche, según datos del distrito.

El distrito dijo que alrededor del 13% de los maestros de CTU y alrededor del 16% de los maestros sustitutos se presentaron a trabajar el jueves. A los miembros del personal que no vienen a los edificios no se les paga, dijo el distrito. Algunos maestros informaron que no pudieron acceder a sus aulas virtuales después de la votación sindical del martes.

La maestra de inglés Fannetta Jones dijo que intentó iniciar sesión en el sistema del distrito el miércoles temprano pero no tuvo éxito. La falta de acceso crea una barrera entre ella y sus estudiantes, dijo.

“Cuando votamos, votamos por enseñar de forma remota, no por dejar de trabajar por completo”, dijo Jones. “Queremos enseñar y no perder más tiempo del que hemos perdido en el espacio de esta pandemia”.

—Jeremy Gorner, reportero de Tribune, contribuyó con este artículo

tswartz@tribpub.com

  • Este texto fue traducido por Octavio López/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.