Tras cancelación de ZEE, retoman la Zona Libre Fronteriza

MORELIA, Mich., noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- El diputado local de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla destacó que tras la cancelación de la Zona Económica Especial Lázaro Cárdenas-La Unión y las del resto del país, ya se impulsa nuevamente una Zona Libre Fronteriza en Michoacán.

Para el representante popular, la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas, así como todas las del país, fueron un modelo económico de papel.

Es decir, que sólo existieron en la ley, porque la complicada tramitología para su desarrollo y los altos topes de inversión impidieron que se materializara, consideró.

El legislador expuso que a dos años de su creación, ninguna Zona Económica Especial en el país logró definir a su administrador, lo que sería el punto de arranque para la atracción y gestión de inversiones.

Eso, señaló, hizo que las ZEE permanecieran en el mismo punto de desarrollo que cuando entró en vigor la ley.

Ramírez Bedolla promovió, con el respaldo del Congreso de Michoacán, que si la ZEE de Lázaro Cárdenas-La Unión desaparecía, fuera sustituida por una Zona Libre Fronteriza como la que el gobierno federal decretó en el norte del país.

En septiembre pasado, se sumaron a la propuesta de Alfredo Ramírez los gobiernos de Michoacán y Guerrero, alcaldes, legisladores federales y locales.

También se adhirieron a esta propuesta: dirigentes de partidos políticos, y líderes de sectores empresariales y sociales.

Todos en su conjunto, firmaron una solicitud para pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que declare una Zona Libre Fronteriza en lugar de la ZEE.

Para el diputado local, a diferencia de la ZEE, que para operar está obligada a elegir un administrador mediante licitación, la ZLF comienza su operatividad desde que se publica el decreto presidencial que la crea.

Mencionó que en el caso de la Zona Libre Fronteriza, los estímulos fiscales son de aplicación inmediata.

Explicó que la Zona Económica Especial es exclusiva, mientras que la Zona Libre -en la forma en que opera en el norte del país-, es extensiva.

Ramírez Bedolla, la ZEE solo consideró que con esa característica, la ZEE beneficia directamente a empresas con capacidad de invertir más de 90 millones de dólares.

Mientras que la ZLF ofrece beneficios fiscales a todos los ciudadanos, actividades productivas y comerciales que se realicen dentro de un área determinada, afirmó.

El legislador, sostuvo que la ZEE ofrecía a las empresas la condonación del ISR e IVA durante los primeros 10 años de operación, además de un régimen aduanero especial.

"Y en la Zona Libre, se otorga la reducción del pago del IVA del 16 al 8%; el ISR disminuye al 20%; el salario mínimo aumenta al doble, y bajan precios de combustibles", aseguró.

De ahí, que el diputado local confió en que el acuerdo firmado en septiembre pasado por diferentes actores políticos y su propuesta, empaten en un solo documento.

Lo anterior, señaló, para que les permita impulsar ante el gobierno federal, un nuevo proyecto de desarrollo industrial y económico para Michoacán.