Canalizan a mujeres víctimas de violencia de Aguascalientes a refugios de otros estados

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·3  min de lectura

El Centro de Justicia para Mujeres de Aguascalientes (CJM) ha establecido un convenio de trabajo con un refugio de otro estado del país, para canalizar a las mujeres que hayan padecido casos extremos de violencia y cuya seguridad se encuentre en riesgo, a fin de protegerlas a ellas y a sus familias, y que a partir de ahí puedan empoderarse para reincorporarse a la vida productiva de la entidad.

La coordinadora del Centro de Justicia para Mujeres, Blanca Estela López Montoya, informó que durante la semana pasada se envió a la primera mujer de Aguascalientes a dicho refugio, en donde permanecerá por un periodo de tres meses, en donde se les imparten talleres, capacitaciones y atenciones psicológicas para desarrollar el empoderamiento en las víctimas de violencia.

“Tenemos ya la relación con uno de los estados de la República, en donde también podemos trasladar por tres meses a nuestra usuaria; una vez que regresen de allá debemos de valorar si ya es el momento de reinsertarlas nuevamente a la sociedad, pero es a través de estos espacios que nosotros hacemos la coordinación con el Servicio Nacional de Empleo (SNE) para que puedan ser reinsertadas laboralmente y puedan valerse por sí solas. La semana pasada se acaba de enviar a una mujer al refugio externo”.

Por otra parte, el CJM cuenta con una ‘casa de transición’, en donde las mujeres víctimas de violencia y sus familias pueden resguardarse en un periodo de tres a seis días, mientras se les brinda la atención psicológica y jurídica que requieran.

En caso de necesitar mayores servicios y atenciones, se les canaliza a los refugios de Mujer Contemporánea y Medio Camino, en donde pueden mantenerse junto con sus hijos por un periodo de entre dos semanas y tres meses.

“Muchas mujeres tienen que ir a un refugio por las cuestiones que ellas traen de violencia, recordemos que aquí tenemos dos refugios que nos apoyan a nosotros. Después de los días que están con nosotros, hacemos un trabajo de gestión para que nuestras mujeres puedan ir a ellos, ya sea a Medio Camino por un periodo de dos semanas a un mes o a Mujer Contemporánea hasta tres meses”.

En lo que va del año, tres mujeres y sus familias han ingresado a la casa de transición del centro de justicia, principalmente por haber padecido casos de violencia física, añadió López Montoya.

“Albergamos a mujeres que han sido víctimas de violencia, por un plazo de tres a seis días. En lo que va del año nosotros hemos albergado a tres mujeres”, subrayó.

Sobre este tema, reconoció que, durante el último año, marcado por la pandemia del Covid-19, las atenciones a situaciones de violencia hacia mujeres se han incrementado, lo que se ha visto reflejado en la cantidad de atenciones psicológicas brindadas por el personal del centro.

“En este momento nuestras nueve psicólogas están dando entre cuatro y cinco terapias diarias, sí tenemos un incremento muy alto, el año pasado dábamos aproximadamente tres terapias al día por psicóloga y ahorita estamos trabajando todo el día”.

En febrero se otorgaron 195 terapias psicológicas, lo que significa un aumento considerable respecto a la tendencia de los últimos años, finalizó la coordinadora del CJM.