Los canadienses liberados de la "diplomacia de rehenes" de China

·3  min de lectura
Una imagen de Michael Spavor (izq) llegando al aeropuerto de Pekín el 13 de enero del año 2014 y otra sin datar de Michael Kovrig publicada el 11 de diciembre de 2018 por el International Crisis Group (AFP/Wang Zhao, Julie David de Lossy)

Los canadienses Michael Spavor, especialista en Corea del Norte, y Michael Kovrig, antiguo diplomático, acusados de espionaje, regresaron este sábado a su país tras ser liberados, lo que pone fin a una amarga disputa con China de tres años.

Al mismo tiempo, la directora financiera del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, Meng Wanzhou, también volvió al país asiático desde Vancouver tras una crisis sin precedentes a la que se ha llegado a denominar como la "diplomacia de rehenes".

- Michael Spavor -

Se reunió con Kim Jong Un y organizaba visitas a Pyongyang para el exjugador de baloncesto Dennis Rodman. El canadiense Michael Spavor, condenado a 11 años de cárcel en China por espionaje, es un especialista de Corea del Norte.

Este cuadragenario, uno de los pocos occidentales que ha llegado a las altas esferas del poder norcoreano, sirve de intermediario desde hace una década entre las autoridades del aislado país y hombres de negocios, organizaciones y turistas extranjeros.

Por ejemplo, Michael Spavor organizó las visitas a Corea del Norte de Dennis Rodman en las que la exestrella de los Chicago Bulls selló una sorprendente amistad con el líder del país, Kim Jong Un, a quien le llegó a cantar feliz cumpleaños.

Todo ello fue posible gracias a la cercanía entre Spavor y el líder norcoreano, que aparecen juntos en numerosas fotos, sonrientes, mientras se estrechan la mano o comparten cigarrillos y bebidas a bordo de un barco.

Natural de Calgary, en la provincia de Alberta (oeste de Canadá), Spavor comenzó a apasionarse por Corea del Norte durante una estancia en Seúl, a finales de los años 1990.

Años más tarde, en 2005, estuvo varios meses en la capital norcoreana trabajando para una asociación canadiense. Desde entonces y hasta su detención a finales de 2018, no ha dejado de ir a Pyongyang.

Michael Spavor tenía su sede de trabajo principal en la ciudad china de Dandong, donde fue juzgado a mediados de marzo. La localidad está situada en la frontera de Corea del Norte y es el principal punto de paso entre ambos países.

El canadiense es director de "Paektu Cultural Exchange" que se describe en su cuenta de Facebook como "una organización no gubernamental internacional que facilita los intercambios deportivos, culturales, turísticos y comerciales" con Corea del Norte.

"Paektu" es el nombre de la montaña más alta de Corea del Norte, donde habría nacido Kim Jong Il, el padre del actual gobernante.

Spavor, que habla con fluidez coreano, era intermediario para empresas extranjeras que deseaban establecerse en Pyongyang.

Su mediación era especialmente útil, ya que Corea del Norte es objeto de múltiples sanciones internacionales debido a su programa nuclear.

- Michael Kovrig -

Exdiplomático destinado en Pekín, el canadiense Michael Kovrig trabajó como asesor del grupo de expertos International Crisis Group hasta su arresto el 10 de diciembre de 2018.

Aporta su experiencia en China y publica periódicamente análisis geopolíticos para determinados medios especializados.

Graduado en Relaciones Internacionales, el diplomático de carrera de 49 años fue detenido mientras se tomaba un año sabático.

Anteriormente había trabajado en la Embajada de Canadá en Pekín, Hong Kong y ante las Naciones Unidas. Habla mandarín y quienes lo rodean lo describen como una persona reservada.

Para mantener la moral alta, devoró libros, especialmente de filosofía, pero también "biografías de personas que han pasado por el mismo tipo de calvario que él", contó a la AFP su esposa Vina Nadjibulla, que vive en Toronto, en diciembre.

Hijo de una checa y un húngaro, este seguidor de Leonard Cohen y los rockeros británicos Sisters of Mercy también se dedicó a la música; en su juventud, apareció de manera breve en una banda de punk.

Kovrig estaba detenido en una celda de menos de 10 metros cuadrados, según los medios de comunicación, donde intentaba dar 7.000 pasos al día, relata su esposa.

Durante los seis meses desde su arresto, Kovrig y Spavor soportaron horas de interrogatorio y se vieron obligados a dormir con las luces encendidas, revelaron a la AFP varias personas cercanas al caso.

bur-rox/mlb/at/bl-rsc/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.