Canadá ve resurgir el GNL en su costa oeste mientras el mundo se disputa el gas

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Grúas trabajan en el agua en el sitio de Kitimat LNG cerca de Kitimat, en el noroeste de Columbia Británica, Canadá

Por Nia Williams

29 ago (Reuters) - Canadá está volviendo a intentar desarrollar una industria de exportación de gas natural licuado en su costa occidental, una década después que el aumento de los costes y la oposición indígena hicieran fracasar la anterior oleada de propuestas de terminales gasísticas.

Esta vez, las empresas se centran en proyectos más pequeños en la costa occidental, que apuestan por que sean más baratos y rápidos de construir.

"Los proyectos más pequeños son más fáciles de gestionar, sobre todo en Canadá", dijo a Reuters el director ejecutivo de Enbridge, Al Monaco. "La necesidad de gas natural licuado (GNL) global es más clara ahora que antes, estamos teniendo una segunda oportunidad y espero que no la echemos a perder esta vez. Tenemos que ponernos a ello de inmediato".

Los obstáculos medioambientales y normativos a la construcción de gasoductos han desalentado la construcción de nuevas terminales de GNL en la costa atlántica de Canadá. La costa del Pacífico de Columbia Británica está cerca del vasto yacimiento canadiense de esquisto de Montney y de los mercados asiáticos, donde los precios del GNL alcanzaron un récord la semana pasada.

La empresa privada Port Edward LNG está recaudando capital y negociando acuerdos de compra con clientes asiáticos, un consorcio liderado por Shell está estudiando la viabilidad de la construcción de la segunda fase del proyecto LNG Canada y el mes pasado Enbridge Inc esbozó una inversión de 1.500 millones de dólares canadienses (1.148 millones de dólares estadounidenses) en el proyecto Woodfibre LNG de Pacific Energy Corp.

Woodfibre empezará a construirse en 2023 y el proyecto LNG Canada de 14 millones de toneladas al año en Kitimat está en construcción y se espera que entre en servicio en 2025. Son los únicos dos de los 18 proyectos propuestos que se han puesto en marcha.

La construcción de una gran terminal de GNL en Columbia Británica cuesta aproximadamente el doble que en la costa del golfo de Estados Unidos, La tendencia, con la excepción de LNG Canada, es la de plantas mucho más pequeñas.

(1 dólar estadounidense = 1,306 dólares canadienses)

(Información adicional de Steve Scherer en Ottawa; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)