Canadá y México ganan a EEUU en disputa comercial sobre reglas origen autos

FOTO DE ARCHIVO: Las banderas de EEUU, Canadá y México ondean una junto a la otra en Detroit, Michigan

OTTAWA/CIUDAD DE MÉXICO, 11 ene (Reuters) - Canadá y México ganaron su desafío a la interpretación estadounidense de las reglas para automóviles bajo el marco del nuevo pacto comercial de América del Norte, anunció el miércoles un panel de solución de disputas, una decisión que favorece a fabricantes de piezas al norte y al sur de las fronteras estadounidenses.

Hace un año, Ottawa y Ciudad de México presentaron una queja contra Washington sobre cómo aplicar los requisitos de contenido del sector automotor en virtud del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), que entró en vigor en 2020.

La interpretación estadounidense de las normas es "inconsistente" con el TMEC, dijo el panel en su fallo.

"Canadá se alegra de ver que los mecanismos de solución de diferencias en vigor apoyan nuestros derechos y obligaciones negociados en el TMEC", sostuvo la ministra canadiense de Comercio, Mary Ng, en un comunicado.

La decisión se produce en medio de otra disputa del TMEC centrada en energía que ha enfrentado a Estados Unidos y Canadá con México. Ottawa y Washington argumentan que las políticas energéticas nacionalistas de México están poniendo a sus empresas en desventaja.

Según el TMEC, el 75% de los componentes de un vehículo debe originarse en Norteamérica para poder beneficiarse de una exención de impuestos, pero Estados Unidos discrepó sobre cómo calcular esa cifra.

México y Canadá alegaron que si una "pieza central", como el motor o la transmisión, tiene un 75% de contenido regional, el TMEC permite que esa cifra se redondee al 100% al calcular el requisito más amplio para el contenido regional de todo un coche.

"El Panel determinó que el TMEC permite a los fabricantes de vehículos considerar a las partes esenciales de un vehículo terminado (...) como originarias, una vez que, por separado, dichas autopartes hayan cumplido con el porcentaje mínimo de contenido regional (75%)", sostuvo la Secretaría de Economía de México en un comunicado.

El despacho añadió que "en los próximos días", México iniciará un proceso de diálogo con sus socios comerciales sobre el resultado del panel.

Estados Unidos había argumentado que el contenido de las "piezas principales" no debía redondearse al determinar el contenido de todo el automóvil.

En virtud del TMEC, Estados Unidos debe ahora acordar con Canadá y México cómo aplicar la decisión del panel o enfrentarse a posibles aranceles de represalia.

La decisión es "decepcionante", opinó Adam Hodge, portavoz de la oficina de la Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés), y añadió que podría traducirse en "menos puestos de trabajo estadounidenses".

"Estamos revisando el informe y considerando los próximos pasos", agregó. El USTR "se pondrá en contacto con México y Canadá para buscar una posible solución al conflicto", subrayó.

Por el contrario, la Cámara de Comercio de Estados Unidos le dio la bienvenida al fallo e instó al gobierno estadounidense a implementarlo "rápidamente".

"La Cámara acoge con satisfacción esta decisión y la certeza que proporcionará a la industria en Estados Unidos, Canadá y México", dijo el vicepresidente ejecutivo de la cámara, Myron Brilliant, citado en un comunicado.

Por su parte, Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Piezas de Automóviles de Canadá, calificó la decisión como "buena" para Canadá y México.

"Demuestra que el vehículo de resolución de disputas dentro del TMEC funciona", sostuvo.

(Reporte de Steve Scherer en Ottawa y Adriana Barrera en Ciudad de México; Reporte adicional de Dave Graham y Diego Oré en Ciudad de México y David Lawder en Washington)