Canadá y EEUU repatrian a cientos de ciudadanos varados en Perú por coronavirus

Canadienses fuera del consulado de su país en Lima, antes de abordar autobuses que los llevarán al aeropuerto Jorge Chávez para ser repatriados, tras el cierre de fronteras ordenado por Perú debido a la pandemia de coronavirus, el 26 de marzo de 2020 (AFP | Cris BOURONCLE)

Unos 400 turistas canadienses y más de 300 estadounidenses varados en Perú por el cierre de aeropuertos por la pandemia del coronavirus empezaron a ser repatriados a partir de este jueves en vuelos autorizados por el gobierno peruano, anunciaron las embajadas de esos países.

Desde tempranas horas alrededor de 200 canadienses formaron largas colas frente a la sede diplomática canadiense, en el distrito de Miraflores, para subir a cuatro autobuses que los llevarían al aeropuerto militar de Lima, de donde está previsto que partan a su país durante la tarde.

Un vuelo debe salir este jueves y otro el viernes para llevar a unos 400 turistas, anunció la embajada canadiense en las redes sociales. Otro avión con más de un centenar de repatriados partió el martes.

"Tuvimos la suerte de ser elegidos para este avión, bajo instrucciones de la embajada nos dijeron que vengamos entre siete y ocho de la mañana", dijo a la AFP Carlos Ortiz, un empleado de Fedex en Alberta, oeste de Canadá.

Ortiz, canadiense de origen peruano de 46 años, junto a su esposa y sus dos hijos, se encontraba de vacaciones en Cusco (sureste) cuando explotó la crisis del coronavirus con el cierre de fronteras decretado por el gobierno peruano el 17 de marzo.

"Estoy esperando poder abordar para llegar a casa", agregó.

En el exterior de la embajada, la policía vigilaba en medio de una ciudad fantasmal, debido a las drásticas restricciones impuestas, que prohíben salir de casa.

Cerca de la embajada, una ambulancia hacía guardia en previsión de que alguien se sienta mal por la larga espera. Las miradas recelosas se intercambiaban entre todos, ante el temor de que surgiera de la fila un estornudo o tos.

"Sucedió esto inesperado, estamos inscritos para poder irnos", dijo Angela Herrera, de 70 años, ciudadana canadiense nacida en Perú.

La mujer suspiraba aliviada por tener cupo en el avión, pero manifestó su indignación por haber tenido "que pagar 1.400 dólares cada uno" para poder viajar con su esposo.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos anunció en Twitter que "más de 300 ciudadanos estadounidenses fueron repatriados de Perú vía Lima, Cusco e Iquitos (...)".

La legación diplomática resaltó que hasta ahora son cerca de 1.200 los evacuados desde la nación andina la última semana.

Se estima que aun quedan bloqueados cientos de estadounidenses, en espera de que su gobierno mantenga los vuelos de repatriación.

México repatrió hace una semana a 400 turistas.

Pese a estos vuelos, aún quedan centenares de turistas bloqueados en Perú, en especial franceses cuya cifra se estima en cerca de un millar dispersos en hoteles y viviendas.

Las fronteras están cerradas hasta el 12 de abril.

Perú contabiliza nueve muertos y 580 contagiados por el virus desde que se detectó el primer caso el 6 de marzo.