Canadá se disculpa por el internamiento de italianos en la II Guerra Mundial

·2  min de lectura

Toronto (Canadá), 27 may (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se disculpó oficialmente este jueves por el tratamiento que los canadienses de origen italiano recibieron durante la Segunda Guerra Mundial cuando Ottawa confinó a más de 600 personas en campos de internamiento y miles fueron declarados como "enemigos".

"Para demasiadas generaciones, esta injusticia ha sido una pesada carga. Cuando en junio de 1940 esta Cámara de los Comunes declaró la guerra al régimen fascista de Mussolini en Italia, Canadá no debía haber declarado la guerra también a los italo-canadienses", declaró Trudeau en el Parlamento.

"A los hombres y mujeres que fueron internados en campos de prisioneros de guerra o encarcelados sin cargos, gente que ya no está con nosotros para escuchar esta disculpa, a los decenas de miles de italo-canadienses inocentes que fueron catalogados como enemigos extranjeros, a los hijos y nietos que han cargado la vergüenza de pasadas generaciones, lo sentimos" continuó Trudeau.

El primer ministro terminó su alocución diciendo en italiano "les pedimos disculpas". Alrededor de 1,6 millones de personas de origen italiano viven en la actualidad en Canadá.

Los líderes de los grupos de la oposición, desde el Partido Conservador al socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) pasando por el soberanista Bloque Quebequés (BQ), también lamentaron y censuraron en el Parlamento las acciones del Gobierno canadiense contra los italo-canadienses.

Inmediatamente después de que Canadá declarara la guerra a Italia el 10 de junio de 1940, las autoridades del país internaron a más de 600 italo-canadienses y otros 31.000 fueron declarados "enemigos extranjeros" lo que provocó que muchos perdieran sus empleos o negocios.

Los negocios de italo-canadienses fueron boicoteados y la población de origen italiano sufrió discriminación.

Aunque en 1990, el entonces primer ministro canadiense, Brian Mulroney, se disculpó en nombre del Gobierno de Canadá por el tratamiento de la comunidad italiana, la declaración no fue oficial.

En 2018, la Policía Montada de Canadá, que fue la encargada de ejecutar las órdenes de internamiento, oficialmente se lamentó del papel jugado por la fuerza policial pero sin disculparse por sus acciones.

Desde entonces, organizaciones italianas y los descendientes de las personas detenidas o declaradas enemigas habían redoblado sus esfuerzos para que Canadá ofreciera a la comunidad una disculpa oficial.

(c) Agencia EFE