Canadá: Antivacunas provocan retraso de ambulancia con paciente en estado crítico

·3  min de lectura

Una ambulancia que transportaba a un paciente en estado crítico en Vancouver, Canadá, se retrasó debido a personas que protestaban por las regulaciones de COVID-19 y las vacunas bloquearon su camino hacia el hospital.

Los manifestantes desplegaron el mismo cántico de "enciérrala" que usan los partidarios de Donald Trump contra la candidata presidencial demócrata de 2016, Hillary Clinton, pero en cambio dirigieron su ira contra la funcionaria de salud provincial de Columbia Británica, la doctora Bonnie Henry.

Una paramédica le dijo a CBC News que su equipo había recogido a un paciente con una hemorragia arterial, después de un accidente industrial en un sitio de construcción en el paseo marítimo de Vancouver el 1 de septiembre. El viaje desde el lugar hasta el hospital suele tardar ocho minutos, pero esta vez duró más del doble de ese tiempo.

El Servicio de Ambulancias de Columbia Británica aseguró al medio que recibieron varios informes de retrasos causados por el tráfico que rodeaba a los manifestantes.

"Vi a alguien comenzar a desangrarse hasta morir cuando no era necesario, cuando el tiempo habría marcado la diferencia en el mundo", declaró la paramédica a CBC. “Esa fue mi última gota”, añadió la paramédica, que está pensando en dejar el trabajo después de 33 años.

Las protestas contra las medidas de salud pública han continuado desde principios de mes, especialmente después de que Henry emitiera una orden el 13 de septiembre para exigir prueba de vacunación para acceder a muchos negocios y eventos.

La paramédica, que permaneció en el anonimato por temor a que sus comentarios francos pudieran costarle el trabajo, dijo a CBC: “Cuando finalmente llegamos al [Hospital] de St Paul, había manifestantes bloqueando la entrada, tenían letreros y ' están gritando. Así que fue lo primero que supimos de que algo que estaba sucediendo".

Señaló cómo ha cambiado el tratamiento de los socorristas desde el comienzo de la pandemia.

Leer más: Policías chocan con manifestantes antivacunas en París

“Al principio, la gente estaba feliz de que íbamos a trabajar. Y ahora se nos impide llevar a la gente a una emergencia. Es muy difícil. Es tan descorazonador”, señaló.

Las protestas del 1 de septiembre tuvieron lugar poco más de una semana después de que se anunció que se iban a establecer requisitos de prueba de vacunación.

La policía calcula que participaron en la protesta hasta 5.000 personas.

“Esto es Vancouver. Tenemos protestas... cada dos días en el centro. Alguien protestará por algo y simplemente trabajamos como vehículos de respuesta a emergencias. Pero no bloquee las entradas a nuestros hospitales”, dijo la paramédica.

“Hay tantas cosas que el público no ve. No es solo COVID-19. Todavía estamos lidiando con accidentes de tráfico. Todavía estamos lidiando con peatones atropellados y la crisis de sobredosis [de drogas]”, agregó.

“Tenemos hospitales que están a reventar en un día normal, sin una pandemia de COVID-19. Y ahora tenemos un público en general enojado que piensa que todos los trabajadores de la salud están tramando algo”, añadió.

La paramédica indicó que las protestas del 1 de septiembre eran algo nuevo.

“He estado aquí todos estos años en la ciudad y nunca había visto algo así”, dijo. “Estoy a punto de decir que he terminado... Estoy tan cerca de eso que no me va a llevar mucho tiempo. Podría ser hoy o mañana. Estoy agotada por esto".

Relacionados

Niña de cuatro años muere por COVID después de que su madre antivacunas contrajera el virus

Policía antivacuna que tomó medicina antiparásitos de caballo muere a causa de covid

Tres locutores estadounidenses antivacunas mueren por COVID en el último mes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.