Canacine pide que no cierren cines

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- Cuatro días después de que los gobiernos de la Ciudad de México y Estado de México determinaron el cierre de comercios no esenciales como los cines, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica hace un llamado a las autoridades estatales y municipales para que permitan la operación de las salas. Por medio de un comunicado, Canacine asegura que la petición se hace con plena conciencia de la situación actual y con total responsabilidad.

"Ya que está basado en la evidencia científica que permite asegurar que las salas de cine son espacios seguros", se lee. "Las salas de cine NO son espacios de contagio. La asistencia al cine es una actividad que se realiza en silencio, con muy poca interacción social, y donde es posible garantizar la sana distancia gracias a las butacas vacías entre asistentes", añade.

El llamado no es para las entidades donde ya hay cierre de cines, sino para aquellos lugares donde aún se encuentran abiertos. Destaca que la industria de exhibición cinematográfica ha sido una de las más afectadas durante la pandemia, calculando pérdidas de un 96%. "La situación es insostenible y un nuevo cierre de operaciones podría tener consecuencias irremediables", se apunta.

En la República Mexicana hay más de 7 mil pantallas, de las cuales un 30% se encuentran en la capital mexicana y el territorio mexiquense. En ambos sitios el cierre es desde el pasado sábado y hasta el próximo 10 de enero. Este año la asistencia a salas se vio golpeada por la pandemia del Covid-19. Se vendieron 62 millones de boletos en 2020, contra los más de 330 millones del año pasado.

Desde la reapertura gradual de salas, en junio pasado, no se ha registrado ningún caso positivo de Covid-19, ha referido la Canacine que aglutina a distribuidores, exhibidores, productores, escuelas de cine y proveedores de servicios. Anteriormente el organismo ha subrayado que las autoridades no deben meter el sector de la exhibición en el mismo que restaurantes u otras actividades donde hay interelación entre personas.

"Excediendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, en los cines es posible reemplazar el aire de las salas varias veces por función. Todo esto hace que ir al cine sea el entretenimiento fuera de casa más seguro, por lo que debe distinguirse del resto de actividades con el que ciertas autoridades han, incorrectamente, agrupado al momento de determinar las medidas de operación de comercios y establecimientos", señala. El sector de la exhibición da empleo a 50 mil personas.