Campesinos de Oaxaca exigen a CFE que regrese subsidio para riego

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., mayo 11 (EL UNIVERSAL).- Autoridades municipales y campesinos de San Jerónimo Tlacochahuaya y San Sebastián Abasolo, comunidades zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca, exigieron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) devuelva el subsidio a los productores de alimentos de la región, el cual se les retiró desde enero de 2022.

En conferencia de prensa, también demandaron una prórroga de dos años para cumplir con el requisito que se les impuso de constituirse en una asociación civil, con el fin de tener derecho al subsidio por el uso de la energía eléctrica para el riego de sus cultivos.

Esta demanda también la extendieron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), dependencias a las que junto con la CFE acusan de entorpecer el sano desarrollo del sector agropecuario en el estado y de "golpear" a la economía de los más pobres de Oaxaca.

Los campesinos organizados en comités de unidades de riego gozan desde hace más de 40 años de un subsidio por el uso de energía eléctrica para el riego de sus cultivos; sin embargo, el gobierno federal retiró este subsidio a los campesinos, sin previo aviso y bajo la advertencia que debían constituirse en asociaciones civiles para ser beneficiarios de este subsidio. Esta política del gobierno federal provocó que el costo de la energía eléctrica para los campesinos aumentara de 3 mil hasta 30 mil pesos.

La presidenta municipal de San Jerónimo Tlacochahuaya, María Isabel Martínez Méndez, dijo que la medida de la CFE afecta a más de tres mil ciudadanos tan sólo de su municipio, quienes se dedican a la siembra de maíz, chile de agua, frijol, ajo, alfalfa y flores; pero es una situación que afecta a todos los productores de la región Valles Centrales de Oaxaca.

"El retiro del subsidio a la energía eléctrica para el riego nos colocó ya en una situación insostenible, por lo cual hemos iniciado un proceso organizativo a fin de comenzar acciones de resistencia toda vez que no permitiremos que esta actividad que nos heredaron nuestros padres y abuelos caiga en crisis".

Eulalia Morales Hernández, tesorera del Comité de las Unidades de Riego de San Jerónimo Tlacochahuaya, relató que en octubre de 2021 sus documentos fueron recibidos y aceptados ante las diferentes instancias del gobierno federal para continuar con el derecho al subsidio sobre el uso de la energía eléctrica.

No obstante, sorpresivamente, en enero de 2022 les informaron que debían constituirse en una asociación civil para tener ese derecho; en ese mismo mes, les retiraron el subsidio que se les otorgaba a través de la Comisión Federal de Electricidad.

"Ahora, pagamos entre 27 mil y 30 mil pesos por el recibo de luz. En un mes gastamos más de 100 mil pesos, cuando eso nos gastamos antes en dos años por el servicio de luz", señaló.

El presidente municipal de San Sebastián Abasolo, Maximino Martínez Pérez, agregó que muchos campesinos tomaron la decisión de ya no sembrar y abandonar sus terrenos, porque es mucha la inversión que se requiere.

No sólo porque con el retiro del subsidio el costo de la luz aumentó hasta en 1000%, sino porque también aumentaron otros insumos como el costal de fertilizantes, el cual costaba el año pasado 300 pesos y ahora cuesta mil 560 pesos.

Además de la inversión en otros insumos, mano de obra y los costos que requiere la comercialización de los productos del campo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.