Campesinos guatemaltecos rechazan las leyes antiderechos y la persecución política

·3  min de lectura

Ciudad de Guatemala, 21 sep (EFE).- Miles de campesinos recorrieron este miércoles diferentes instituciones estatales en Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia de autoridades gubernamentales, principalmente la de la fiscal general, Consuelo Porras, a quien acusan de no investigar asesinatos contra sus líderes.

"La gestión de la fiscal general, Consuelo Porras, ha sido lamentable, porque está encubriendo delitos de cada funcionario público, desde el presidente hasta diputados y magistrados", dijo a Efe este miércoles Lea Ramírez, una de las manifestantes en la protesta.

Ramirez relató que viajó 120 kilómetros desde el departamento (provincia) de Jutiapa, en el este del país, para unirse a la manifestación en la capital guatemalteca, organizada por el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), que aglutina a más de 200.000 miembros.

La manifestación se plantó frente a la sede central del Ministerio Público (MP, Fiscalía), para exigir la renuncia de Porras, sancionada en 2021 por Estados Unidos por "obstruir" la Justicia en la nación centroamericana.

A criterio de Codeca, la fiscal general es responsable de la "persecución contra fiscales" que han salido exiliados hacia Estados Unidos (más de una docena) y su falta de acción para investigar el asesinato de 24 líderes comunitarios en los últimos cinco años.

"La manifestación llegó al Ministerio Público para exigir que se agilice las investigaciones por el asesinato de nuestros compañeros que se están quedando en la impunidad", comentó a Efe la diputada Vicenta Jerónimo, del Movimiento Por la Liberación de los Pueblos (MLP), brazo político de Codeca.

En el último lustro, al menos 24 hombres y mujeres integrantes de Codeca han sido asesinados, en su mayoría líderes comunitarios que se oponían a proyectos mineros, al alza de los precios de la energía eléctrica y a la corrupción gubernamental.

RECHAZAN LEYES ANTIDERECHOS

La manifestación de este miércoles partió desde varios puntos cardinales de la Ciudad de Guatemala y convergió en el centro de la capital.

Después de exigir la renuncia de la fiscal general, los manifestantes se dirigieron al Congreso para pedir la dimisión de diputados afines al Gobierno que preside Alejandro Giammattei, por impulsar leyes que fomentan "la criminalización de los manifestantes y leyes ventajosas para la minería".

"Exigimos la renuncia de los diputados que han promovido las leyes que buscan reprimirnos a nosotros, porque somos nosotros los que salimos a las calles a denunciar todos los delitos que hacen", indicó Ramirez.

En agosto pasado, el Congreso guatemalteco intentó aprobar una ley de fortalecimiento de la fuerza pública que tenía como fin el uso de armas letales contra personas que participen en protestas.

Además, los manifestantes justifican el repudio hacia los legisladores por haber dado dictamen favorable a una iniciativa de ley que busca centralizar la administración de los recursos naturales y áreas reservadas del país centroamericano bajo el poder del Ministerio de Ambiente.

"Lamentablemente tenemos un Congreso con una mayoría de diputados que solo se dedican a beneficiar a los grandes empresarios", enfatizó Jerónimo.

El pasado 14 de septiembre, la diputada interrumpió el acto de conmemoración de la independencia guatemalteca en el Congreso, con unas cadenas atadas a sus manos simbolizando la situación que atraviesa Guatemala.

Los campesinos solicitaron también este miércoles al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que garantice la igualdad de derechos de todos los partidos políticos que participarán en las elecciones generales que se celebran en Guatemala en el 2023, para renovar las autoridades en el período (2024-2028).

Además, la organización campesina advirtió que actualmente diputados y partidos políticos están llegando a diferentes comunidades de Guatemala para prometer beneficios colectivos que no cumplirán.

El Tribunal Supremo Electoral tiene previsto convocar a las elecciones generales el 20 de enero de 2023, las cuales servirán para elegir a Presidente, Vicepresidente, 160 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 340 corporaciones municipales para el período 2024-2028.

La manifestación finalizó frente al Palacio de la Cultura, sede del Gobierno de Guatemala, donde exigieron la renuncia de Giammattei, a quien acusan de dirigir la cooptación del sistema judicial del país.

David Toro Escobar

(c) Agencia EFE