Campesinos desalojados piden regresar a reserva forestal en Guatemala

Indígenas guatemaltecos llevan sus pertenencias durante un desalojo de familias en la reserva natural Biósfera Maya, departamento de Petén, 600 kilómetros al norte de la ciudad de Guatemala, el 4 de octubre de 2006 (AFP/Archivos | ORLANDO SIERRA)

Unos 300 campesinos guatemaltecos, desalojados la semana pasada de una reserva forestal en el norteño departamento de Petén, pidieron este miércoles al gobierno de Guatemala retornar a la zona que mantenían ocupada desde 2004.

"Queremos que nos dejen vivir en paz allí en el mismo lugar porque nosotros somos gente pobre, campesinos trabajadores y no tenemos a dónde ir", dijo a periodistas Cervelio González, un representante de los campesinos que viajó a la capital para exigir a las autoridades les permitan retornar a la comunidad Laguna Larga.

El pasado 5 de junio, los habitantes de la comunidad asentada en la Reserva de la Biósfera Maya, abandonaron la zona tras una orden de desalojo emitida por un juez. Los campesinos huyeron del lugar y se asentaron en la línea fronteriza de Guatemala colindante con el estado mexicano de Campeche.

Según el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), las 73 familias campesinas mantuvieron invadidas unas 4.800 hectáreas de la reserva desde 2004 y provocaron deforestación y daños a un sitio arqueológico. González explicó que se encuentran "desamparados" y que solo han recibido asistencia humanitaria por parte de autoridades de México.

"Quiero que el gobierno (de Guatemala) se ponga a trabajar y mire por las familias que estamos abandonadas", agregó.

El vicepresidente Jafeth Cabrera ha manifestado que el gobierno pretende entablar un dialogo con los campesinos para reubicarlos en otra zona, lo cual rechazan los pobladores.

La Reserva de la Biosfera Maya es una zona protegida que abarca 2,2 millones de hectáreas de bosque y que acoge sitios arqueológicos importantes como Tikal, emblema de la cultura maya.