Campesinos cocaleros retienen a 11 policías en Colombia

Los agricultores cosechan hojas de coca en una plantación ubicada en las montañas del departamento de Cauca, Colombia, el 21 de junio de 2012 (AFP | LUIS ROBAYO)

Un grupo de campesinos cocaleros que protestan por la erradicación forzada de cultivos ilícitos retuvo a 11 policías en un paraje rural del departamento de Nariño, en el sur de Colombia, confirmaron el jueves las autoridades locales.

"Después de que la fuerza pública retoma el control de la vía, se presenta una retención de 11 miembros de la policía por cocaleros que se oponen a la erradicación", dijo a medios locales el gobernador encargado de Nariño, Mario Benavides.

La retención se produjo el miércoles luego de que los agentes despejaron la carretera que une el municipio de Pasto (capital departamental) con el puerto de Tumaco, que había sido bloqueado en fuertes protestas de labriegos de la zona.

"Hay una retención que es realmente un secuestro de policías y hay una situación anormal", dijo Benavides.

El director de la Policía Antinarcóticos, general José Ángel Mendoza, aseguró al diario El Tiempo que la situación se produjo en los caseríos de Candelilla y Mataje (frontera con Ecuador).

"Se unieron las personas que estaban en cuatro sectores y ahora suman alrededor de 1.000 personas. Nos tienen arrinconadas las compañías de erradicadores al sur del río Mira, jurisdicción de la Espriella (zona rural de Tumaco, Nariño)", dijo el oficial.

En las redes sociales circularon videos en los que se ve a los policías rodeados por encapuchados y, posteriormente, a los miembros de la fuerza pública caminar por un sendero, custodiados por los manifestantes.

Medios locales indicaron que los manifestantes exigen una comisión de alto nivel para entregar a los policías, pero esta versión no fue confirmada oficialmente.

En un comunicado el miércoles, la policía informó que durante las protestas en la zona sus agentes fueron "atacados con palos, piedras, cristales, machetes y hasta palos con garfios metálicos en sus extremos".

En la acción fueron capturadas seis personas que tenían en su poder explosivos y otros elementos y quienes fueron entregados a autoridades judiciales.

Los campesinos denuncian incumplimientos del gobierno en planes de sustitución de cultivos ilícitos, pero las autoridades sostienen que las manifestaciones responden a presiones de narcotraficantes, dueños de unas 3.000 hectáreas en el sector.

Nariño tiene 29.755 hectáreas de coca y Tumaco 16.960, según cifras de la ONU de 2015, año en el que Colombia se ratificó con 96.000 hectáreas como principal cultivador mundial de esa hoja, materia prima de la cocaína.