Rusia podría no ondear su bandera en Tokio 2020

EDDIE PELLS
En esta fotografía de archivo del jueves 1 de marzo de 2018, el ruso Danil Lysenko hace un intento en la final varonil de salto de altura en el Campeonato Mundial de Atletismo Bajo Techo en Birmingham, Inglaterra. (AP Foto/Matt Dunham, Archivo)

Rusia sufrió el viernes un posible revés letal en su aspiración de ondear su bandera en los Juegos Olímpicos de 2020, después de que autoridades mundiales antidopaje recomendaran declararla en incumplimiento por alterar información que se supone contribuiría a cerrar un caso en el que se le acusó de haber hecho trampa.

La Agencia Mundial Antidopaje anunció que su comité de cumplimiento y revisión envió la recomendación al comité ejecutivo de la agencia, que la examinará el 9 de diciembre.

Si el comité ejecutivo declara a la agencia antidopaje de Rusia en incumplimiento, emprenderá un proceso que podría culminar con un veto que impediría a Rusia asistir a los Juegos de Tokio.

Lo anterior constituye el capítulo más reciente en un escándalo que comenzó antes de los Juegos de Sochi de 2014, cuando las autoridades rusas orquestaron un plan que facilitaba el dopaje a sus deportistas sin que los descubrieran porque cambiaba las muestras de orina tomadas después de las competiciones con muestras limpias almacenadas desde antes.

De acuerdo a las reglas escritas después de lo sucedido, Rusia puede apelar cualquier sanción ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El Comité Olímpico Internacional tendrá que acatar las decisiones de la Agencia Mundial Antidopaje o del Tribunal de Arbitraje Deportivo, aunque el presidente del COI, el alemán Thomas Bach, dijo esta semana que no estaba a favor de un veto total.

Para abonar más a la confusión del caso, un par de reglamentos se contradicen: uno que está en vigor y otro que lo hará en 2021.

En el reglamento actual está descartada la permisividad en caso de una violación “grave”, como la que atañe a Rusia. Dice al pie: “Los deportistas... que representen a ese país... serán excluidos de participar o asistir a los Juegos Olímpicos... siguientes o hasta su readmisión (si el periodo fuera mayor)”.

Sin embargo, el reglamento que entrará en vigor en 2021, dice que los deportistas “pueden” ser excluidos de competiciones importantes “aparte de los Juegos Olímpicos”.

En los anteriores Juegos de Invierno, el COI vetó a Rusia como país pero permitió que 168 deportistas rusos compitieran con la designación de “deportista olímpico de Rusia”. Un arreglo similar podría ser concertado para Tokio.

La noticia fue difundida el viernes en la noche después de que el organismo rector del atletismo, World Athletics, dijera que estaba revisando si continuaba con ese arreglo ante los nuevos cargos de que altos funcionarios de la federación de atletismo de Rusia falsearon expedientes médicos.

World Athletics también considera cancelar la calidad de miembro a Rusia. El presidente del organismo, el británico Sebastian Coe, dijo que “necesitamos ocuparnos de facciones renegadas como esta”.

En el caso de la Agencia Mundial Antidopaje, la sanción estaría dirigida contra la agencia antidopaje de Rusia, que fue reestructurada después del escándalo propiciado, según los investigadores, por las autoridades de gobierno.

El actual titular de Rusada, Yuri Ganus, se ha estado preparando para una decisión de ese tipo y exhortó a su gobierno a que se sincere y contribuya a erradicar los rescoldos de un escándalo que ha durado cinco años y que ahora amenaza a toda una nueva generación de deportistas.

La Agencia Mundial Antidopaje había levantado antes la suspensión a RUSADA como parte de un acuerdo en el que el organismo ruso le entregaría información pero descubrió después que estaba alterada y que esa manipulación no parecía fortuita.

La agencia mundial dijo que concretó más de 40 casos basados en información no alterada e información corroborada de denunciantes anónimos que permitieron que el caso saliera a la luz pública.