La campaña oficialista del conurbano incluye todo, menos a Alberto Fernández

·4  min de lectura
Cristina Kirchner en Lomas de Zamora
Mayra Mendoza

En el final de la recorrida por Claypole y San Francisco Solano, y mientras reparte boletas con su propia cara entre los vecinos, José Lepere, precandidato a primer concejal de Almirante Brown, le muestra a una señora la foto que tiene en el teléfono y en la que posa con Cristina Kirchner. El spot, subtitulado y con su voz en off, no tiene una sola imagen ni palabra alusiva a Alberto Fernández. Lepere, que es secretario de Interior de la Nación y subordinado del ministro del área, Eduardo de Pedro, no está en realidad haciendo nada extraño, sino lo mismo que la mayor parte de sus pares: a pesar de que el Frente de Todos ha empezado a hablar de la posibilidad de la reelección del Presidente, parece querer invisibilizarlo en la campaña del conurbano bonaerense.

Es cierto que el jefe del Estado sumó siempre en ese territorio infinitamente menos que la vicepresidenta, la verdadera dueña de los votos. Pero en el peronismo dicen que la distancia se ahondó en agosto, en coincidencia con la revelación de las fotos del cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos. Un reciente sondeo de Aresco, la consultora de Federico Aurelio, indica que la imagen positiva presidencial, que venía más o menos estable desde diciembre, que sólo había caído transitoriamente con el vacunatorio VIP y que se mantenía hasta ahora por sobre el resto de los dirigentes del Frente de Todos, se desplomó 6 puntos en agosto.

Gerardo Morales volvió a criticar a Martín Lousteau por su acompañamiento a Facundo Manes, y salieron a cruzarlo

La sensación es que no existe ya la obligación institucional de incluirlo ni en los discursos ni en la propaganda. Como si ahora mandara más la necesidad que lo correcto. Es la razón que puede haber llevado a Roque Caggiano, corredor de automovilismo y candidato a primer concejal de José C. Paz, a escribir la semana pasada en su cuenta de Twitter que estaba orgulloso de representar “la lista de la vicepresidenta y el intendente Mario Ishii en un espacio tan plural como lo es el Frente de Todos”. Es cierto que en el final del hilo Caggiano incluye al Presidente, pero siempre según un orden de prioridades muy personal: “Gracias por la confianza a Mario, Cristina, Alberto y Axel”.

Alberto Fernández encabeza el plenario del Frente de Todos de la Provincia de Buenos Aires, en La Plata
Alberto Fernández encabeza el plenario del Frente de Todos de la Provincia de Buenos Aires, en La Plata


Alberto Fernández encabeza el plenario del Frente de Todos de la Provincia de Buenos Aires, en La Plata

Su volante de Facebook no varía demasiado: dice “Mario Ishii conducción”, pero en la foto no aparece el intendente sino él mismo, pegado a Victoria Tolosa Paz y a Cristina Kirchner. Ni rastros de Alberto Fernández. La foto del cumpleaños de la primera dama no hizo más que acentuar un desequilibrio que la conformación de las listas parecía haber establecido en un principio: tanto Tolosa Paz como Leandro Santoro, en la Capital Federal, son dos dirigentes que la Casa Rosada puede definir como afines. “Pero el Olivos Gate cambió todo y obligó a Cristina a aparecer”, explicó un operador bonaerense que confía en un “proceso de reconstrucción” para las elecciones.

Sergio Massa propuso “pensar 10 consensos básicos” para después de las elecciones

La campaña muestra una coincidencia general: es difícil encontrar un distrito en que el Presidente aparezca como protagonista del proyecto. La maldición de la pandemia, el partido y los penales, acotaría la jefa. Santiago Laurent, precandidato a primer concejal del Frente de Todos en Pilar, municipio que conduce Federico Achával, acaba de presentar un spot que sólo exhibe su imagen en el final, junto con la de Tolosa Paz. Hasta ese momento, la pieza corresponde en un 100% a un mensaje de Cristina Kirchner emitido en cámara lenta y música emotiva de fondo: “Tenemos que imaginar la vida que queremos porque la vamos a volver a tener”, dice ella, y concluye: “Esto no es un discurso: esto lo hicimos”.

Más explícito es el proselitismo de Juan José Castro en San Miguel. Presidente del PJ en el distrito y precandidato a primer concejal, Castro ubica en sus afiches callejeros en primer lugar la cara de Cristina Kirchner y, a la izquierda, la suya propia. “La vida que queremos”, dice arriba. Un mal pensado podría reprocharle al candidato una actitud individualista. Pero es probable que no esté tomando en cuenta una impronta personal de campaña: Castro parece no querer regalar elogios. Al contrario: sus volantes se atribuyen hasta las jornadas de vacunación itinerante que se harán hoy y mañana en Barrio Obligado. “Buenos Aires Vacunate”, reconoce el anuncio, pero el encabezado no consigna ni al gobierno de Axel Kicillof ni a su ministro Nicolás Kreplak, sino un hashtag fundacional: “#AhoraJuanjo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.