Lula impulsará metas climáticas más ambiciosas si vuelve al poder

Sao Paulo, 27 oct (EFE).- El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para las elecciones del domingo, impulsará metas climáticas globales más ambiciosas y reforzará la cooperación internacional para proteger la Amazonía, si vuelve al poder.

Así lo planteó este jueves la exministra y líder ecologista Marina Silva, que integra el comité de campaña de Lula, en un encuentro con corresponsales en Sao Paulo, donde reforzó la necesidad de "aumentar las ambiciones" en torno a la reducción de emisiones de dióxido de carbono y metano.

"Hay que reivindicar que se amplíen las ambiciones en relación a las emisiones globales", indicó.

Además, afirmó que, si el expresidente progresista vuelve al poder, tendrá "tolerancia cero con la deforestación" en la Amazonía, que ha alcanzado niveles récord bajo la gestión de Bolsonaro, que aspira a la reelección.

En este sentido, Silva dijo que "buscarían alianzas" con el resto de los países amazónicos para poner en marcha "planes integrados" de reducción de tala ilegal en el mayor bosque tropical del planeta.

También planean crear un grupo formado por Brasil, Indonesia y Congo con la intención de acudir a la próxima Conferencia del Clima (COP27), en Egipto, con una estrategia común para proteger los bosques tropicales y definir el mercado de carbono.

Pero si Lula gana las elecciones, solo asumiría el poder el 1 de enero próximo, o sea después de la COP27.

Por su parte, el coordinador del programa de Gobierno de la candidatura de Lula, Aloizio Mercadante, señaló que, si Lula sale victorioso el domingo, retomarán el Fondo de la Amazonía, financiado por países como Alemania y Noruega, paralizado desde que Bolsonaro asumió la Presidencia, en 2019.

Silva, posible ministra de Medioambiente en un eventual gabinete de Lula, según la prensa local, indicó que la política ecológica que impulsarán, si ganan las elecciones, será "transversal", con la participación de varias carteras del Ejecutivo.

Lula ganó la primera vuelta de las elecciones del 2 octubre con un 48,4 % de los votos, frente al 43,2 % que obtuvo Bolsonaro, que aspira a un nuevo mandato de cuatro años.

Como ninguno obtuvo más del 50 %, ambos se medirán el domingo en una segunda vuelta para la que parte como favorito el exmandatario, con una ventaja de entre cuatro y siete puntos sobre el líder ultraderechista, según los sondeos.

(c) Agencia EFE