Cristina Kirchner apuntó a “los que contrajeron la deuda” y pidió un acuerdo “para ver cómo hacemos para pagar”

·5  min de lectura
Axel Kicillof, Cristina Kirchner y Martín Insaurralde, en Lomas de Zamora
Axel Kicillof, Cristina Kirchner y Martín Insaurralde, en Lomas de Zamora

Decidida a tener apariciones sorpresivas y estratégicas para apuntalar a Axel Kicillof y al kirchnerismo de la provincia de cara a las elecciones de medio término, Cristina Kirchner participó hoy de otro acto en el conurbano bonaerense. La vicepresidenta ahondó sobre el problema de la deuda pública y dijo que “el FMI, cuando hace acuerdos, quiere condicionar las políticas públicas del país”. Apuntó en duros términos a la oposición y a “los que contrajeron la deuda”, al mismo tiempo que pidió un acuerdo nacional “para ver cómo hacemos para pagar” después de la pandemia.

Cristina también intentó interpelar a los jóvenes, un electorado que la inquieta porque exhibe una marcada retracción en el apoyo al Frente de Todos. “Todos queremos que los chicos vayan al colegio”, remarcó.

Esta vez, la vicepresidenta y el gobernador se mostraron en Lomas de Zamora junto al intendente local, Martín Insaurralde. El jefe comunal -elegido por la expresidenta para liderar la boleta en 2013- es uno de los que suena como potencial candidato del Frente de Todos este año, en una danza de nombres que se mueve conforme se ordena la oferta electoral de la oposición.

“Tenemos que enfrentar un endeudamiento criminal pese a que no lo contrajimos. La gran responsabilidad es de los que contrajeron este crédito con el FMI”, lanzó Cristina Kirchner. Y siguió: “Queremos escucharlos (a la oposición) para ver cómo hacemos para pagar esto sin someter al hambre y al escarnio al pueblo argentino. Si vamos a discutir nimiedades no nos lo van a perdonar, superada esta etapa (de pandemia) vamos a necesitar sentarnos en serio para ver cómo hacemos”.

La chicana que eligió Martín Insaurralde para apuntarle a Vidal y hacer sonreír a Cristina

Durante el acto se entregaron 10.000 tablets a niños de sexto grado, en el marco del plan “Conectar Igualdad Lomas”, una reivindicación a uno de los programas creados por Cristina Kirchner durante su mandato presidencial. “Hoy, hace exactamente seis años, entregábamos la netbook cinco millones del Plan Conectar Igualdad. Orgullo”, recordó hoy la vicepresidenta vía Twitter. El acto tuvo un formato idéntico a los que la expresidenta protagonizaba en los últimos años de su mandato, con comunicaciones vía videoconferencia con los vecinos beneficiados por los anuncios.

La vicepresidenta y el gobernador, a diferencia de lo que dicen en Casa Rosada, no creen que las urnas plebisciten únicamente a la gestión nacional: para ellos está en juego el poder del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires. La vicepresidenta y el gobernador constantemente sacan a relucir la experiencia de la última gestión kirchnerista y repiten que hasta 2015 la gente “vivía mejor”.

En el fondo, Cristina Kirchner cree que el Frente de Todos no ganó solo por la unidad política del peronismo, sino también por la memoria de esos años. Hoy lo dijo explícitamente, cuando proclamó: “Mas allá de la ubicación partidaria de cada uno creo que en 2015 éramos más felices de lo que vino después”.

De cara a la campaña electoral, la vicepresidenta le dedicó largos párrafos a los jóvenes y apuntó a la suspensión de las clases presenciales durante la pandemia, una decisión de alto costo político para el oficialismo. “Si hubiéramos continuado con el Conectar Igualdad que distinta hubiera sido la pandemia. Todos queremos que los chicos vayan al colegio, o por convicción o por comodidad”, señaló. También pidió “tener más apertura con los jóvenes” y mencionó al trapero L-Gante (ella lo llamó “Elegant”). “Con la computadora de Conectar Igualdad y un microfonito hizo un tema que hoy tiene 176 millones de reproducciones en YouTube. Yo de los raperos conozco solo a WOS que me vino a ver al Senado cuando nadie creía que íbamos a estar donde estamos ahora, ni siquiera los más propios”, ironizó.

Danza de nombres

En la danza de nombres para encabezar la lista de candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires hay figuras que pasan al frente y otras que retroceden conforme avanza el armado de la oferta electoral y se acerca el cierre de listas.

Insaurralde, que suena fuerte como opción, viene construyendo desde 2019 una relación de confianza con Máximo Kirchner. Ambos se articularon políticamente aún cuando el líder de La Cámpora mantenía una relación de tensión con varios de los intendentes del conurbano.

La titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz -identificada con el Presidente y de buena relación con Cristina- es otra de las caras ya instaladas como posible candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires. Ayer, por caso, acompañó a los “jefes de campaña” del gabinete a Entre Ríos. Pero algunos caciques del Frente de Todos en los últimos días comenzaron a poner en duda que encabece la nómina bonaerense , aunque sí se le reservaría un lugar en la lista. Esto es porque el oficialismo advierte que Juntos por el Cambio posicionaría a Diego Santilli -un hombre identificado con la gestión de Horacio Rodríguez Larreta- jugando una PASO con Facundo Manes, por el radicalismo.

Renunció el presidente de la comisión donde nombraron al hijo de María Servini

“Puede ser un funcionario, puede ser un intendente... Todo se va a ordenar en los próximos días en la mesa chica de Alberto y Cristina, con Sergio Massa y Máximo”, dijo hoy a LA NACION un estrecho colaborador presidencial sobre los posibles candidatos a encabezar la lista.

Frente al menú que ofrecerá la oposición, en las mesas políticas del Frente de Todos se comienza a pensar en candidatos vinculados a la gestión y al territorio. Según los cálculos políticos de cada uno de los socios de la coalición de gobierno, hay quienes mencionan al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, designado por Alberto Fernández como “vicejefe de campaña” y ex intendente de San Martín, de buena relación con los jefes comunales del conurbano.

Algunos también dejan correr el nombre de jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En la Casa Rosada niegan rotundamente esa opción, que implicaría que Fernández resigne a su mano derecha en la gestión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.