Esta es la camioneta en donde se encontró la caja negra

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, reveló que el día del accidente de la Línea 3 del Metro, en donde falleció una joven y donde resultaron más de 100 lesionados, la Policía de Investigación encontró una de las "cajas negras" en una camioneta.

"Les voy a platicar otra cosa, el día del accidente -que me perdone aquí la Fiscalía - pero la caja negra del Metro, una de las cajas negras la encontró la Policía de Investigación en una camioneta, ya habían sacado la caja negra", dijo.

Este jueves Claudia Sheinbaum anunció que tras este accidente del pasado sábado en la Línea 3, así como por "episodios fuera de la normal", a partir de este jueves, más de 6 mil elementos de la Guardia Nacional (GN) estarán presente en todas las estaciones del Sistema Colectivo Metro de la capital para seguridad de los usuarios.

Hoy, Ciro Gómez Leyva publicó una serie de fotografías de la camioneta en la que se encontró la caja negra del tren de la Línea 3 del Metro que sufrió un accidente el sábado pasado.

El vehículo posee los logotipos del Gobierno de la Ciudad de México y del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

"La caja negra del tren de la línea 3 que chocó el sábado fue encontrada en una camioneta del metro cuando iba a ser llevada a los talleres del metro para su análisis, tal como establece el protocolo de la Dirección del Metro", escribió el periodista en su cuenta de Twitter.

En medio de este contexto, l líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC), Fernando Espino, aseguró que el choque de trenes en la Línea 3 del Metro, que dejó un muerto y 106 lesionados, pudo deberse a un asunto técnico por múltiples fallas como un cortocircuito o en el pilotaje automático, y no a un error humano, por lo que descartó que exista sabotaje por parte de trabajadores.

"Nadie en el mundo como obrero puede actuar en contra de su centro de trabajo. Nuestro centro de trabajo es todo (…) no puede aceptarse siquiera el pensar que hay un sabotaje. Tenemos trabajando 53 años de manera normal, salvo los problemas que se han dado por falta de presupuesto para dar mantenimiento, debido a las instalaciones", afirmó en entrevista con EL UNIVERSAL.

Previamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras respaldar a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y apuntar que no se puede traficar con el dolor humano, refirió que hay una investigación judicial en curso: "Se tiene que ver si fue falta de mantenimiento, si se debió a una falla eléctrica, a un acto premeditado, en fin, se tiene que saber qué sucedió, qué originó el accidente".