Boric: "Paro de camioneros no es contra el Gobierno, es contra la ciudadanía"

Santiago de Chile, 24 nov (EFE).- El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo este jueves que el paro indefinido que el gremio de camioneros sostiene en el país " no es contra el Gobierno, es en contra de la ciudadanía".

“Si los camioneros quieren insistir en hacerle daño a nuestro país, les decimos que vamos a actuar con toda la firmeza que la ley nos otorga (...) Por cierto, esto reafirma la importancia del proyecto que estamos desarrollando de trenes para Chile", agregó el mandatario desde México.

La movilización del gremio, motivada por alzas al combustible e inseguridad en las rutas, suma cuatro días y algunas ciudades ya resienten desabastecimiento de combustible y alimentos, según han difundido diversos medios locales.

“Chile entero está enfrentando una delicada situación económica y no es momento para que este tipo de actividades interrumpan el buen curso de la economía, justamente cuando estamos en momento de reactivación", apuntó el jefe de Estado chileno.

“No hay ningún fundamento para que el paro continúe, menos lo hay para quienes estuvieron horas conversando con nosotros, llegaron a acuerdo y hoy día lo desconocen e insisten en la paralización, afectando la vida de miles de compatriotas”, enfatizó.

El ministro de Interior, Manuel Monsalve, pidió esta mañana a los camioneros "cuidar el país" y les exigió que "salgan de las rutas" que tienen tomadas.

“Le pido a los camioneros cuidar el país, el daño que se está produciendo a la economía y al normal funcionamiento del país es grave, salgan de las rutas”, dijo desde el Congreso Monsalve, quien sustituye a Carolina Tohá que por estos días -en ausencia del presidente Gabriel Boric- ocupa la vicepresidencia.

El gremio de camioneros interrumpió diferentes carreteras de Chile durante la mañana de este jueves, luego de que la noche del miércoles el Gobierno presentara las primeras 13 querellas invocando la Ley de Seguridad del Estado, de un total de 27 redactadas y enviadas.

El paro empezó el lunes por parte de la Confederación de Transportistas Fuerza del Norte y la Agrupación de Propietarios y Conductores de Camiones Paine, que reclaman una rebaja del precio de los combustibles y mayor seguridad en las rutas.

El mismo día representantes del gremio que no se sumaron a la protesta se reunieron con el Gobierno y acordaron una rebaja del precio del diésel, pero los alcances de las negociaciones no han sido suficientes para detener la movilización.

Los camioneros, un colectivo que tiene un enorme poder de influencia en Chile desde que en la época de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) se abandonara el transporte ferroviario, han sostenido varias protestas en lo que va de año alegando motivos de falta de seguridad en las rutas.

Las movilizaciones de transporte en Chile tienen un impacto grande y directo en su economía, ya que no hay una alternativa al tránsito terrestre, lastrado por la falta de interés en el desarrollo de una amplia red ferroviaria durante la dictadura.

(c) Agencia EFE