Camila Morrone, el prometedor rostro de Hollywood que tiene acento argentino

Agencia EFE

Los Ángeles, 27 nov (EFEUSA).- Hollywood ha puesto la lupa sobre Camila Morrone, la joven de 22 años con raíces argentinas que este año figura en casi todas las listas como una de las actrices más prometedoras por su actuación en "Mickey and the Bear", al tiempo que ocupa titulares en tabloides por su relación con Leonardo DiCaprio.

"Estoy abierta a la exposición. Creo que crecer en Los Ángeles rodeada de la industria (del entretenimiento) me ha preparado y puesto en una posición mejor para manejar la exposición, los miedos y la parte negativa de esto", explicó Morrone en una entrevista con Efe al hablar sobre cómo maneja su creciente popularidad.

A pesar del interés que despierta su vida privada en la prensa de entretenimiento, la actriz ha demostrado su talento y profesionalidad en "Mickey and the Bear", una cinta independiente dirigida por Annabelle Attanasio que acumula excelentes reseñas en las que, de forma unánime, se elogia su interpretación.

De hecho, la revista Variety -emblema cinéfilo- seleccionó a Morrone como una de las actrices emergentes más prometedoras del 2019, un título que también ganó en el San Diego International Film Festival, como anteriormente hicieron Geena Davis, Adrien Brody y Alex Wolff.

"No me centro tanto en la intención de esto sino la oportunidad de tener más en tener proyectos, aprovechar el 'momentum' y trabajar en proyectos o con gente que quiero", responde la actriz.

Nacida en Buenos Aires, "donde tiene a toda su familia", Morrone se crió en Los Ángeles rodeada de lo que se conoce en la ciudad californiana como "la industria". Su padre, Máximo Morrone, trabajó como modelo y su madre, Lucila Polak, de actriz. Incluso, piruetas de la vida, Al Pacino fue su padrastro durante un tiempo.

"Todo el mundo en Los Ángeles parece que trabaja en la industria, al menos se percibe así", bromea Morrone.

Sus respuestas y la forma en la que habla de la profesión demuestran que maneja este mundo profesional con solvencia, a pesar de que está promocionando el segundo papel protagonista de su carrera.

"Me siento afortunada de tener esa experiencia y no puedo decir que no tenía ni idea sobre cómo funciona esto. Respecto a una persona ajena tengo más experiencia", admite.

Para ella, las redes sociales han supuesto una arma de doble filo en la que lo positivo queda oculto entre comentarios negativos que critican o cuestionan su vida personal y su relación con el veterano DiCaprio, algo ante lo que decidió romper su habitual silencio.

"Las redes sociales tienen cosas positivas, pero también voy a recibir comentarios negativos que llegan con la carrera de interpretación que he elegido de forma voluntaria", explicó.

Como a la mayoría de personas de su edad, el mundo de las redes sociales no tiene misterios ni sorpresas, pues Morrone nació en una generación que las tiene "muy normalizadas".

"No ya como actriz, sino como joven, todo el mundo experimenta esa parte negativa de las redes sociales, con comentarios de odio, de diferentes maneras", analizó.

Mientras tanto, su objetivo es centrarse en un carrera en la que disfruta más rodando comedia, "me gusta llegar al rodaje y estar riendo todo le día", pero en la que ha superado el reto de hacer drama.

En "Mickey and the Bear", Morrone encarna a Mickey Peck, una adolescente del interior rural de EE.UU. que debe cuidar a su padre, veterano de guerra y adicto, al tiempo que buscar su independencia.

"Podría ser una historia real, es algo que he oído, que he encontrado en amistades, algo con lo que las familias lidian. La crisis de adicción, como los opiáceos afecta especialmente a nuestro país", reflexionó.

Para el futuro, Morrone no descarta Argentina o Latinoamérica.

"Me encantaría trabajar con cineastas argentinos, obras en español... Unirme a mi cultura en una forma más profesional", avanzó.

(c) Agencia EFE