Camila Araiza dice que revelar su orientación sexual le salvó la vida

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 31 (EL UNIVERSAL).- Durante la pasada Marcha del Orgullo LGBT+, Camila Araiza, hija del conductor Raúl Araiza, decidió liberarse y a través de una publicación que hizo en sus redes sociales se sinceró sobre uno de los aspectos más íntimos de su vida, su sexualidad.

En ese entonces, la joven de 25 se declaró abiertamente como un miembro de la comunidad y aprovechó para presentar a su pareja, la modelo Camila Solorzano, de quien se dijo sumamente enamorada.

Ahora, Araiza reconoce que este acto no sólo fue un acto de valentía y amor a sí misma, también la ayudó a salvar su vida. En una entrevista que concedió a la revista Quién, la influencer reveló que atravesó por una fuerte depresión y que llegó a sentir que ya nada tenía sentido.

Aunque no ahondó detalles, Camila explicó que llegó a tocar fondo, pero el hecho de aceptarse a sí misma le devolvió a la persona que creyó haber perdido: "La sociedad, mis círculos no me estaban llenando y toqué fondo en mis emociones. Fue cuando dije: ‘ya no quiero seguir así’. Algo más allá me decía que todo iba a estar bien y que confiara, que podía ser de nuevo la que alguna vez se sintió feliz", dijo.

Incluso, confesó que sufrió de dismorfia corporal, un trastorno que se fue cuando entendió que lo importante no era que lo demás la aceptaran, sino que ella misma lo hiciera: ""Mi sexualidad se confirma hasta este punto de mi vida, a mis 25 años. No es que me guste el físico de alguien sino su alma, su energía. Hoy creo en lo expansivo, porque yo puedo amar a cualquier persona", agregó.

Esta orientación se conoce como pansexual, pero la joven prefiere definirse como panromántica, porque tiene una connotación mucho más profunda. Sobre su relación con la modelo, la hija de Raúl Araiza compartió que llevan ya seis meses saliendo y además de estar perdidamente enamorada comparte con su novia muchas cosas, incluso planes a futuro, entre loes que se encuentra ser mamá.