Cami: Es importante hablar de lo que nos está pasando

BERENICE BAUTISTA
1 / 2

CAMI

ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 25 de junio de 2019 la cantante chilena Cami durante una entrevista en la Ciudad de México. Cami, quien ha compartido su experiencia con la ansiedad y la depresión, pidió a los jóvenes compartir sus sentimientos durante el distanciamiento social por la pandemia del coronavirus. (Foto AP/Berenice Bautista, archivo)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Para mantener la sanidad mental durante estos tiempos de confinamiento, la cantautora chilena Cami recomienda leer, hacer ejercicio, hablar. Es algo que ella misma trata de poner en práctica para evitar la ansiedad y depresión que ha dicho que ha sufrido en el pasado.

“Es importante que hablemos de lo que nos está pasando, no quedarnos callados”, dijo Cami en una entrevista telefónica reciente desde Santiago de Chile, donde cumple su distanciamiento social por el coronavirus sola. (Su madre vive en Viña del Mar; su padre en la capital, en otra casa con sus hermanos menores).

“A mí me ha pasado que acumulo mucho por no querer como molestar o no querer hablar y termino explotando y termino sintiéndome muy mal”, agregó la intérprete de “Abrázame” y “Querida Rosa”.

La crisis global del COVID-19 llevó a cancelar de todo tipo de espectáculos y producciones, y en el caso de Cami a postergar la filmación de dos videos de su más reciente álbum, “Monstruo”, lanzado el mes pasado. Pero para la cantante este es un mal menor ante la gravedad de la contingencia sanitaria.

“Si uno tiene la posibilidad de quedarse en la casa y ayudar con eso, perfecto, uno se queda en la casa”, señaló.

Eso incluye la temporada de Semana Santa, en la que mucha gente suele tomarse vacaciones, reunirse o ir de fiesta. Desde su hogar, la artista de 23 años pidió a los jóvenes que se queden quietos y resistan las ganas de salir.

“Requiere dos dedos de frente para saber que no, que hay que quedarse en la casa y ser responsable... Ya habrá tiempo”, señaló Cami.

En las últimas semanas, ha habido reportes de gente en grupos en la playa o haciendo fiestas de karaoke en algunos países de la región. En México y Chile tuvieron que hacerse operativos para controlar el flujo de gente y en el país suramericano se estableció un cordón sanitario en el área metropolitana para la Semana Santa por el que nadie puede salir ni entrar a menos que cuente con un salvoconducto. Chile tiene 6.501 casos confirmados de COVID-19, según cifras del Ministerio de Salud. México 3.441.

Cami, cuyo nombre completo es Camila Anastasia Gallardo Montalva, se dio a conocer en la competencia de canto “The Voice Chile” en 2015, donde obtuvo el segundo lugar, y tres años después lanzó su primer álbum, “Rosa”, del que se desprenden sencillos como “Más de la mitad”, “Abrázame” y “No es real”.

En “Monstruo” ofrece interpretaciones más intensas en canciones como “La despedida”, un tango con piano y acordeón en el que dice “Te he echado de menos, y pongo al cielo de testigo/Aunque pierda lo que es mío/Pa’ volver a saludarte, hoy toca despedirnos”.

“Se basa en mi historia conmigo misma, no me estoy despidiendo de una persona, sino que me estoy despidiendo de mi propia historia”, explicó sobre ese tema.

También está “Pena negra”, una canción con toques andinos que comparó con la sensación de un enamoramiento y la incertidumbre que puede producir el amor, así como “Funeral”, con la colaboración del argentino Wos, sobre un amor que se murió.

Antes de la pandemia, Chile tuvo meses convulsos por las manifestaciones masivas que pedían reformas importantes en áreas como educación y salud. Para Cami “fue muy bonito ver cómo Chile iba despertando”, y es un tema que se mantiene latente en el país, aunque el coronavirus haya interrumpido las protestas.

“No es como que una crisis tapa a otra o no es que un discurso se anule porque hay una crisis sanitaria”, dijo la cantante. “Existe una crisis social, existe una crisis sanitaria, comparten un mismo país”.

Por lo pronto aguarda la llegada del plebiscito constitucional, que se aplazó de abril a octubre por la continencia: “Yo lo único que sé es que el día que me digan que tengo que ir a votar, iré a votar”.