Came: repunta mala calidad del aire por aumento de movilidad

·2  min de lectura

Laura Arana

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- La reactivación de la movilidad por los bajos contagios de Covid-19 llevó a un repunte este 2021 de la mala calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, al decretarse tres contingencias, con la posibilidad de alcanzar cinco, por las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, en comparación con la única crisis atmosférica registrada en 2020, explicó el titular de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), Víctor Hugo Páramo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, dijo que el año pasado se registró una contingencia ambiental por ozono (mayor que 150 puntos del índice) mientras que en 2021 las crisis ambientales fueron el 21 de abril, 26 de abril y el 8 de junio. Se prevé que las fiestas del 24 y el 31 de diciembre pudieran disparar la mala calidad del aire y esto dependerá del consumo de pirotecnia, así como del clima.

Detalló que en 2019, un año antes de la pandemia, se decretaron seis contingencias ambientales, el 1 de enero por PM10, mientras que por ozono, el 30 de marzo, 10 de abril, 16 de abril, 14 de mayo; mientras que el 25 de diciembre por alta concentración de PM2.5

"La pandemia hizo que el año pasado todavía la actividad estuviera mucho más restringida. En esto de la actividad está sucediendo algo muy interesante, pero que para la contaminación no es nada bueno. Prácticamente en todas las ciudades de la megalópolis, salvo en la Ciudad de México, ya los niveles de movilidad regresaron, incluso es mayor que antes de la pandemia. La gente se está moviendo mucho más, en automóvil, caminando", comentó Páramo.

Apuntó que hasta el corte del 21 de diciembre, en términos de ozono en el Valle de México el porcentaje de días que ha estado dentro de la norma es de 45.5%, alrededor de 163 días; PM10 74.4% (271 días); y PM2.5 96.8% (353 días).

Respecto a por qué el año pasado, pese al confinamiento se registraron días malos de calidad del aire, el experto indicó que si bien hubo una reducción por las emisiones de los vehículos, esta no se reflejó en la baja de ozono, ya que aunque se registraron menores emisiones de automóviles, los compuestos orgánicos volátiles se mantuvieron, inclusive fueron superiores procedentes de fugas de gas LP o productos desinfectantes.

Informó que de acuerdo con el índice de movilidad de Apple hasta el 12 de diciembre, la gente en la CDMX ya está demostrando 9% más interés en caminar, aunque manejar su vehículo está menos 5% y uso del transporte público, menos 36%.

En comparación con Puebla, donde la ciudadanía ha retornado a caminar con 23% más de interés y manejar con más 26%, destacó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.