Cambios en programas de niños aventajados podrían perjudicar a minorías

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 26 mar (EFE News).- Una experta en educación ha advertido que la decisión del Departamento de Educación de Nueva York de cambiar la forma en que se aceptan niños a los programas de estudiantes talentosos en el sistema público perjudicaría a latinos y afroamericanos.

El pasado febrero se anunció que ya no se sometería a los niños de cuatro años a los exámenes para entrar a ese programa y decidir a qué escuela irían hasta culminar sus estudios, y en su lugar serán referidos por sus maestros de escuela elemental.

La experta en educación Joni Lakin advirtió que investigaciones han demostrado que esos referidos tienden a incluir a menos estudiantes latinos y afroamericanos a pesar de que califican para los programas de niños talentosos, aunque los maestros afroamericanos tienden a referir a estudiantes más equitativamente.

"El viejo sistema de Nueva York estaba lleno de desigualdades y estaba pendiente de una revisión, pero me preocupa que el nuevo sistema será otro golpe para niños y familias de color, un grupo que ya ha sufrido de forma desproporcionada durante la pandemia", indicó Lakin, de acuerdo con la revista de ciencia y tecnología Phys.org.

Recordó que por años una de las críticas que han hecho activistas a este examen a niños de edad preescolar es que es injusto para otros estudiantes que no hayan asistido a programas de enseñanza temprana.

Destacó que los estudios han demostrado que el acceso a información ha sido una ventaja para los padres que saben del proceso de los exámenes, los solicitan y pueden pagar para preparar a sus hijos para mejores resultados.

También indicó que un examen que tome un niño a los cuatro años deja de proveer en corto tiempo información valiosa en la medida que los estudiantes se desarrollan a diferentes ritmos.

Igualmente destacó que elegir estudiantes para estos programas especiales significa que aquellos que sobresalgan en una materia pero no en otras serán descartados.

Destaca además que muchas voces han abogado por la eliminación de estos programas alegando que los maestros deben enseñar a todos por igual, lo que puede aburrir a los más aventajados y que sus padres terminen por matricularlos en escuelas privadas donde sus hijos tengan más oportunidades, lo que no pueden hacer familias de escasos recursos.

Si le falla a los estudiantes que necesitan de educación avanzada y que vienen de grupos de minorías, el Departamento de Educación de Nueva York se arriesgaría a perder todo el programa para niños talentosos.

(c) Agencia EFE