La piel refleja si tu cuerpo metaboliza bien o mal el azúcar

·7  min de lectura
Estas líneas en forma de anillos rodeando la piel del cuello son uno de los signos de advertencia de diabetes, especialmente en niños con sobrepeso. Las manchas oscuras en la piel se producen cuando las células epidérmicas se reproducen rápidamente. Este crecimiento atípico de células de la piel se desencadena con mayor frecuencia por los altos niveles de insulina en la sangre. Aunque también hay otros motivos que conviene saber. (Foto: Getty)
Estas líneas en forma de anillos rodeando la piel del cuello pueden ser una señal de advertencia de prediabetes, enfermedad de la tiroides u otra afección. Las manchas oscuras en la piel se producen cuando las células epidérmicas se reproducen rápidamente. Un crecimiento atípico de células de la piel se desencadena con mayor frecuencia por los altos niveles de insulina en la sangre. (Foto: Getty)

Las manchas oscuras en la piel pueden ser un signo de una afección metabólica, un efecto secundario de un medicamento o una enfermedad subyacente. Se trata de una condición de la piel que a menudo se ignora debido a que no interpreta como un problema o una señal de que algo más está sucediendo en el cuerpo.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y puede darnos muchas pistas de lo que nos pasa. No hay que obsesionarse con su aspecto ni podemos pretender lucir siempre una piel inmaculada, pero si debemos preocuparnos de que esté sana. La mayoría de las veces las imperfecciones y las manchas son solo eso. Sin embargo, hay algunas señales que no debemos pasar por alto ya que van ligadas a nuestra salud.

Como los cambios en la coloración de la piel, que pueden ser consecuencia de un trastorno de pigmentación de la piel bastante común. Al principio, parecen simples manchas pero cuando la pigmentación varía de tonalidad, como dando un aspecto sucio a la piel, conviene consultar al especialista para averiguar qué es exactamente lo que las causa.

Esta condición de la piel se conoce como 'acantosis pigmentaria o nigricans', y según la Clínica Mayo se caracteriza por zonas de la piel oscuras, con cambios de color -marrón, negro o grisáceo- en los pliegues y los surcos.

"En cierto modo, la piel es como una ventana al interior del cuerpo", cuenta a Insider la doctora Kathleen Suozzi , profesora asistente de dermatología en la Escuela de Medicina de Yale. Así que no es demasiado sorprendente que muchas enfermedades internas también puedan causar cambios en la piel. De hecho, la gran mayoría de las diferentes condiciones médicas pueden manifestarse con complicaciones, reacciones o hallazgos en la piel".

La acantosis se puede manifestar con una mancha oscura en forma de anillo alrededor del cuello; un síntoma revelador de este trastorno que, según los médicos, es frecuente en niños y adolescentes con problemas de peso, y tiene mucho que ver con la forma en la que el cuerpo asimila el azúcar.

Pero la 'acantosis nigricans' puede darse en personas sanas y comenzar a cualquier edad, aunque se asocia con mayor frecuencia a la obesidad. Comer demasiados alimentos inadecuados, especialmente almidones y azúcares, puede causar resistencia a la insulina.

De hecho, se considera un signo cutáneo de resistencia a la insulina en diferentes enfermedades o síndromes del sistema endocrino como, por ejemplo, la diabetes tipo 2 o la obesidad, tal y como recoge este artículo.

De manera que más que una enfermedad dermatológica, es una manifestación de diversos trastornos sistémicos, un síntoma de otra afección como la diabetes o de alteraciones endocrinas como el síndrome de ovario poliquístico. Es, por tanto, un indicador de que conviene buscar atención médica.

Este tipo de manchas tan peculiares que se oscurecen, se engrosan y se vuelven aterciopeladas al tacto se suelen encontrar en el cuello, la axila y las ingles. El cambio en el color de la piel ocurre muy lentamente y puede ir acompañado de un olor o una picazón relacionada, aunque no es habitual.

Los codos, los nudillos, las rodillas, los labios, las palmas de las manos y las plantas de los pies pueden ser otras de las zonas del cuerpo afectadas por esta condición.

La 'acantosis pigmentaria' suele ser benigna, hereditaria y de origen genético (en cuyo caso aparece en la infancia y se estabiliza en edades adultas), puede estar asociada al síndrome metabólico por motivo de obesidad ('Pseudoacantosis') o aparecer por otros motivos, como por ejemplo, debido a la interacción de ciertos medicamentos. Los corticoides, las píldoras anticonceptivas y los tratamientos hormonales pueden ser una causa frecuente.

No obstante, como publica Healthline, "el desencadenante más frecuente de la 'acantosis nigricans' es un exceso de insulina en el torrente sanguíneo". Esto ocurre porque al comer, el cuerpo convierte los carbohidratos en moléculas de azúcar, como la glucosa. Sus células usan parte de esta glucosa para obtener energía, y el resto la almacena. La hormona insulina debe permitir que la glucosa ingrese a las células para que estas puedan usar la glucosa como energía.

Sin embargo, las personas con sobrepeso (u otros problemas de salud como los que hemos señalado) tienden a desarrollar resistencia a la insulina con el tiempo. Aunque el páncreas produce insulina, su cuerpo no puede usarla de manera eficiente. Esto hace que se acumule glucosa en el torrente sanguíneo, lo que puede conducir a niveles altos de insulina.

El exceso de insulina hace que las células de la piel se reproduzcan a un ritmo más rápido. Y estas nuevas células tienen más melanina o pigmento, lo que a su vez produce un parche de piel más oscura que la piel que lo rodea.

No obstante, como señalábamos antes, esta condición también puede ocurrir en personas completamente sanas o debido a ciertos medicamentos u otras condiciones, según afirma la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD).

Por eso, es importante consultar al médico para no hacer nada que pudiera empeorar las cosas. Y es que puede parecer que las zonas de la piel afectadas por la 'acantosis nigricans' están sucias, pero no lo están. Frotar con fuerza la piel no ayudará a aclarar su tono y, además, la puede irritar. Lo suyo es lavarse la piel con suavidad, sin usar lejía, decolorantes ni tratamientos exfoliantes sin receta médica.

Los médicos pueden recetar cremas o lociones para ayudar a aclarar la piel afectada por la 'acantosis pigmentaria', pero en la mayoría de los casos, la acantosis pigmentaria no requiere ningún tipo de tratamiento. Bueno, para ser más exactos, el tratamiento para las manchas oscuras de la acantosis se enfoca principalmente en abordar la condición que lo está causando.

Si es sobrepeso, debes acudir a un profesional para que te recomiende los pasos a seguir para lograr un peso moderado. También puede recetarte medicamentos para ayudar a controlar su glucosa en sangre. Y si precisamente la afección ha ocurrido como consecuencia de la toma de algún medicamento o suplemento, es muy probable que el médico los suspenda o aconseje sustituirlos.

Llevar una dieta saludable y hacer ejercicio físico con regularidad puede ayudar a bajar la concentración de insulina en sangre y a mejorar el aspecto de tu piel. Asegúrate de:

  • Elegir cereales integrales y abundantes frutas y verduras.

  • Beber agua o leche descremada en vez de refrescos, jugos u otras bebidas azucaradas.

  • Limitar las comidas procesadas, las ricas en grasas y las azucaradas.

  • Hacer actividad física todos los días.

En raras ocasiones, la acantosis pigmentaria puede ser un signo de advertencia de un tumor canceroso en un órgano interno, como el estómago o el hígado. Pero cuando se trata de acantosis maligna ligada a tumores malignos como, por ejemplo, los adenocarcinomas de órganos abdominales o cánceres abdominales, además de los cambios en la pigmentación de la piel, habría otros síntomas reconocibles y frecuentes como molestias en el abdomen (justo encima del ombligo), sensación de plenitud después de comer una comida ligera, acidez...

El médico suele identificar la enfermedad con la observación de la piel. En ocasiones solicita también un análisis de sangre. Así que aunque este trastorno está relacionado con problemas hormonales y es un buen indicio de resistencia a la insulina, situación que puede hacer que la persona desarrolle diabetes tipo 2, nunca está de más someterse a pruebas adicionales que descarten otras posibles causas de la acantosis.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: El pepino helado, aliado inesperado para lucir una piel perfecta

Lo que siente una persona que deja el azúcar por un tiempo y lo vuelve a probar

Cuidado con decir "Que yo sepa no" cuando te preguntan si eres alérgico a algo

La condición de la piel por la que salen ronchas en forma de líneas al mínimo roce

Las manchas en la piel que pueden estar anunciando un mal funcionamiento del hígado

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.