Cambio de estafeta en la obra "Pequeñas grandes cosas"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 11 (EL UNIVERSAL).- Esta noche la actriz Amanda Farah ofrecerá su última función como parte del elenco de la obra "Pequeñas grandes cosas", motivo por el cual el viernes pasado hizo cambio de estafeta con su colega Nohemí Espinosa.

"Estoy diciéndome, vete porque quieres, vete aunque lo ames, vete porque te tienes que ir, pero la verdad me voy muy feliz, fue un proyecto precioso, me quiero quedar aquí, en escena ha sido cada vez más hermoso, porque se ve la admiración en sus miradas. Algo que siempre le asustó mucho a mi mamá, fue mi capacidad de sentir dolor y no tenerle miedo a eso, hoy lo estoy asumiendo como parte de mí y lo amo, porque me hace esta actriz que soy", dijo Amanda Farah.

Entregando un vestido de bebé color rojo, que tiene mucho significado dentro de la trama de esta historia, fue la forma como Amanda puso en manos de Nohemí a todos los personajes que le tocó interpretar en esta puesta en escena, escrita por Cheryl Strayed y adaptada por Nia Vardalos.

"La primera vez que te vi fue en una clase de la Facultad de Filosofía y Letras, me acuerdo que entraste, la rompiste y te saliste, yo dije '¿por qué está estudiando si ya lo sabe todo?'; los mundos nos han conectado hasta ahora, pero yo me voy y tú te quedas, disfrútalo cada minuto", le dijo Amanda a Nohemí.

De esta forma Amanda se despidió de manera anticipada de Mariana Garza, Marcos Radosh, Alejandro Morales y Daniel Bretón, para darle paso a nuevos compromisos laborales; pero para esta despedida la actriz invitó como padrinos a María Penella y a Chumel Torres.

María Penella y Amanda Farah compartieron escenario hace dos años, con la obra Pequeña voz, desde entonces les une una gran amistad, motivo por lo cual la acompañó en este momento tan importante.

"Amanda es así, es una mamá universal que acompaña, que hace que una compañía tenga un corazón muy gigante; buen camino, pisa fuerte, sueña enorme", fueron las palabras de Panella para la homenajeada.

Por su parte, Chumel recordó cómo se conocieron, en una fiesta donde él no conocía a nadie y mientras fumaba en un balcón Amanda se acercó y le hizo compañía, haciéndolo pasar un rato de risas y buena charla.

"Cuando dice María Penella que es buena compañía, sí lo es, entonces gracias por ser la única amiga ese día, porque fue un gesto de compasión y de amor, creo que eso se ve aquí, no puedes hacer una obra como esta si no tienes una gran carga de amor y de compasión, así que yo siempre te voy a estar agradecido por eso", dijo Chumel.

La directora de esta puesta en escena, Paula Zelaya, subrayó el gran profesionalismo y compromiso que Farah pone en cada proyecto, pero sobre todo su capacidad de hacer que los miembros de una producción se conviertan casi en familia.

El productor Morris Gilbert explicó que decidieron estrenar oficialmente cuando la capacidad de aforo fuera del ciento por ciento, por lo tanto están a 14 funciones de cumplir 100 representaciones en preestreno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.