Cambio climático: la última década fue la más calurosa desde que hay registros

LA NACION

GINEBRA.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó hoy que la década de 2010 a 2019 fue la más calurosa desde que existen los registros y atribuyó la responsabilidad al cambio climático, ocasionado por las emisiones de gases con efecto invernadero y caracterizado por el crecimiento de los fenómenos metereológicos extremos.

Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia que integra la ONU, expresó su preocupación por la problemática, que según él continuará castigando al planeta en las próximas décadas. "Desgraciadamente, esperamos ver muchos fenómenos meteorológicos extremos en 2020 y en las décadas por venir, alimentados por niveles récord de gases con efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera", señaló.

Por otro lado, la OMM reportó que la temperatura mundial anual en 2019 superó en 1,1°C el promedio registrado en la época preindustrial (1850-1900), y confirmó de esta forma la información presentada por el monitor climático de la Unión Europea (UE) la semana pasada, que muestra que el año pasado fue el segundo más caluroso, después de 2016.

Desde los años ochenta, cada década fue más caliente que la anterior, según la OMM, que sostuvo que esta tendencia se mantendrá. Asimismo, el organismo estima que las temperaturas aumenten más rápidamente en el futuro cercano. "Según la trayectoria actual de las emisiones de dióxido de carbono, nos dirigimos hacia un aumento de la temperatura de 3 a 5 grados Celsius de aquí al fin de siglo", advirtió Taalas.

El Acuerdo de París de 2015 tiene como objetivo limitar este calentamiento a máximas de 1,5 a 2°C. Pero incluso si los cerca de 200 países firmantes respetan sus compromisos de reducción de gases con efecto invernadero, el calentamiento planetario podría superar los 3°C.

Los científicos ya demostraron que cada medio grado suplementario provoca un aumento en la intensidad y/o la frecuencia de fenómenos naturales dañinos como las canículas, tempestades, sequías, o inundaciones.

El derretimiento de glaciares, los niveles marítimos récord, la acidificación y el aumento de la temperatura oceánica y las condiciones meteorológicas extremas son algunos de los otros fenómenos que caracterizaron la década pasada, de acuerdo al informe presentado por Naciones Unidas.

La humanidad está librando una guerra suicida contra la naturaleza que reacciona y responde con huracanes, incendios y sequías severas en muchas regiones del mundoAntonio Guterres, secretario general de la ONU

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres expresó su descontento tras conocerse la noticia: "La humanidad está librando una guerra suicida contra la naturaleza que reacciona y responde con huracanes, incendios y sequías severas en muchas regiones del mundo".

Guterres agregó que, pese a todo, la acción del hombre "no destruirá el planeta que continuará girando alrededor del sol por millones años, pero sí se destruirá a sí mismo y la posibilidad de vivir en la tierra".

Según la OMM, no hay buenos augurios para 2020, que comenzó con una escalada en la intensidad de los incendios forestales que asuelan Australia desde septiembre pasado, y ya causaron la muerte de al menos 28 personas y un estimativo de mil millones de animales, destruyeron más de 2.000 viviendas y arrasaron una superficie de 100.000 kilómetros cuadrados.

La agencia de la ONU reconoció la responsabilidad del aumento de las temperaturas en la catástrofe, señalando que el calor récord "preparó el terreno a inmensos incendios que fueron muy devastadores" en el país oceánico, en referencia al agravamiento de las sequías de temporada provocado por la distorsión climática.

Agencia AFP