Cambio climático: Biden forjó avances en Glasgow, pero reconoció que son insuficientes

·2  min de lectura
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, junto con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro británico, Boris Johnson, en la XXVI Cumbre del Clima de la ONU (COP26) que se celebra en Glasgow (Reino Unido)
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, junto con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro británico, Boris Johnson, en la XXVI Cumbre del Clima de la ONU (COP26) que se celebra en Glasgow (Reino Unido)

WASHINGTON.– Joe Biden dejó dos mensajes claros al cerrar su gira europea en Glasgow, en la cumbre climática. El primero es que Estados Unidos ha vuelto a la arena internacional para liderar y forjar avances. En el caso de la lucha contra el cambio climático, el acuerdo para recortar las emisiones de metano, que firmaron más de 100 países. El otro es que, pese a los logros, con el regreso de Estados Unidos solo no alcanza, y Biden lo admitió al afirmar que el faltazo de China fue “un gran error”.

“Creo que hicimos mucho. Para Estados Unidos era de vital importancia estar aquí”, dijo Biden en Glasgow, antes de regresar a Washington. “Nos presentamos y, al hacerlo, tenemos un impacto profundo en la forma en que el resto del mundo ve a Estados Unidos y su papel de liderazgo”, dijo el mandatario.

La cumbre de líderes mundiales en Glasgow logró promesas significativas para sostener los compromisos del Acuerdo Climático de París y contener el aumento de la temperatura del planeta. El principal anuncio fue el convenio para recortar las emisiones de metano, forjado por Estados Unidos y la Unión Europa. China y Rusia, dos ausentes, no adhirieron. Pero los avances aún son insuficientes para evitar un aumento catastrófico de las temperaturas globales, coinciden científicos.

El presidente estadounidense Joe Biden habla en una reunión en la cuumbre climática COP26 de la ONU, martes 2 de noviembre de 2021, en Glasgow, Escocia. (AP Foto/Evan Vucci)
El presidente estadounidense Joe Biden habla en una reunión en la cuumbre climática COP26 de la ONU, martes 2 de noviembre de 2021, en Glasgow, Escocia. (AP Foto/Evan Vucci)


El presidente estadounidense Joe Biden habla en una reunión en la cuumbre climática COP26 de la ONU, martes 2 de noviembre de 2021, en Glasgow, Escocia. (AP Foto/Evan Vucci)

Al ser consultado por la frustración y el malestar de activistas como Greta Thunberg, que dijo que se había terminado el tiempo para el “blablablá”, Biden buscó proyectar un mensaje optimista.

“Hay una razón para que la gente esté preocupada. Estoy preocupado. Pero soy optimista. Lo que siento es que las poblaciones de cada uno de nuestros países tienen una perspectiva diferente a la que tenían en la COP25″, indicó, en referencia a la cumbre climática anterior.

El optimismo de Biden dista de ser realidad en Estados Unidos, donde su agenda climática aparece maniatada por la oposición de miembros claves de su partido en el Congreso y de republicanos que reniegan del cambio climático. El propio Biden enfrentó el escepticismo de periodistas sobre la fortaleza política de su gobierno para apurar las reformas para cuidar al planeta. Un trabajo similar realizó su zar del clima, John Kerry, quien también confió en un franco progreso.

“Llevamos un día y medio en esto –dijo, por la cumbre de Glasgow–, y he visto más energía, más compromiso y más urgencia que nunca. Y he estado haciendo esto desde 1988″. Si ese optimismo dio o no resultados se verá dentro de dos semanas, cuando concluya el encuentro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.