El cambio climático amenaza la supervivencia de los árboles urbanos en todo el mundo, pero hay esperanza

·5  min de lectura
Los árboles proporcionan un enfriamiento que puede reducir las altas temperaturas en las ciudades
Los árboles proporcionan un enfriamiento que puede reducir las altas temperaturas en las ciudades - Créditos: @ Jorge Fernández Salas / Unsplash

A cualquiera que haya caminado desde un pavimento caliente a un parque sombreado no le sorprenderá que los árboles (y arbustos) tengan un gran efecto refrescante en las ciudades, junto con muchos otros beneficios. Son más que simples sombrillas. El agua que absorben del suelo a través de sus raíces y se evapora a través de sus hojas actúa como un aire acondicionado natural.

“Baños forestales”: por qué pasear por entornos naturales puede ayudar a “amansar” el cerebro

Naciones Unidas predice que la población mundial alcanzará los 8.510 millones de personas en 2030, y actualmente más de la mitad de la población del planeta, unos 4.400 millones de personas, vive en entornos urbanos.

Pero, ¿cómo se enfrentarán los árboles a unas condiciones que sobrepasan sus límites naturales de tolerancia? En un estudio publicado hoy en Nature Climate Change, un equipo de científicos de Australia y Francia hemos examinado los impactos de los cambios de temperatura y precipitaciones proyectados para las próximas décadas en 3.129 especies de árboles en 164 ciudades de 78 países.

Si no se toman medidas, dos tercios de los árboles y arbustos de las ciudades de todo el mundo estarán en riesgo en 2050, con serias implicaciones para la acción climática y la calidad de vida en entornos urbanos. Nuestros resultados suenan desoladores, pero siga leyendo. También identificamos los pasos que podemos dar para ayudar a los árboles urbanos a sobrevivir, prosperar y continuar refrescando el ambiente.

Las higueras de bahía Moreton, en Brisbane, Australia, se encuentran en riesgo por el cambio climático
Las higueras de bahía Moreton, en Brisbane, Australia, se encuentran en riesgo por el cambio climático - Créditos: @Jaana Dielenberg

Los beneficios de la naturaleza urbana

Los árboles urbanos desempeñan un papel fundamental para mantener la habitabilidad de las ciudades. Al enfriar su entorno, reducen nuestro consumo de electricidad para el aire acondicionado, a la vez que absorben el dióxido de carbono, purifican el aire, reducen el ruido y proporcionan un hábitat para la vida silvestre. Además, sustentan gran parte de la biodiversidad de la Tierra.

Estar cerca de ellos también mejora nuestra salud mental y nuestro bienestar. Los árboles pueden ayudarnos en momentos de estrés psicológico, como una pandemia. Debido a estos maravillosos beneficios, aumentar la cantidad de árboles y arbustos en las ciudades, los denominados bosques urbanos, es una estrategia clave de adaptación al cambio climático y sustentabilidad que se utiliza en todo el mundo.

Hallaron el corazón más antiguo del mundo en un pez prehistórico: “Es alucinante”

Aunque los bosques urbanos son vitales para mejor la calidad de vida en las ciudades, hasta ahora había poca información disponible sobre si las condiciones climáticas actuales superan lo que pueden soportar, o cómo se comparan estas condiciones con los cambios previstos en la temperatura y las precipitaciones (sequía, lluvia y nieve) en todo el mundo.

Más de 1000 especies de árboles en peligro

Descubrimos que, a nivel mundial, las especies comunes de ciruelos, robles, arces, álamos, olmos, pinos, tilos, zarzos, eucaliptos y castaños se encuentran entre las más de mil especies que fueron señaladas en riesgo debido al cambio climático en la mayoría de las ciudades.

Los árboles en cementerios como el Père Lachaise en París ayudan a refrescar las áreas circundantes
Los árboles en cementerios como el Père Lachaise en París ayudan a refrescar las áreas circundantes - Créditos: @ Akvile Jureviciute-Lenoir

De hecho, alrededor de la mitad de las especies que forman bosques urbanos ya están experimentando condiciones climáticas que superan sus límites de tolerancia natural a las altas temperaturas o la falta de agua y podrían afectar a su salud y desempeño. La cantidad de especies afectadas y la escala del impacto aumentarán notablemente para 2050 a medida que aumenten las temperaturas. Esto pone en peligro la salud y la longevidad de los bosques urbanos y los beneficios que brindan a la sociedad.

Unas condiciones climáticas que superan la tolerancia natural de las especies pueden resultar en árboles enfermos y con crecimiento limitado y, finalmente, provocar su muerte. De esta forma, se reduce su efecto de enfriamiento. Durante una sequía o el estrés por calor, los árboles pueden dejar de liberar vapor de agua o desprenderse de sus hojas para reducir el daño a los tejidos. Esto significa que es muy probable que este sistema de aire acondicionado natural deje de funcionar cuando más lo necesitamos.

Ley de humedales: más de 520 organizaciones exigen por la sanción que los proteja de los incendios

Impactos en España

En España, la reducción de las precipitaciones será el estrés más común para los árboles urbanos, pero el aumento de las temperaturas también será un factor importante, especialmente en Valencia. Entre las especies que se encuentran en posible riesgo figuran los álamos, los olmos, los pinos, el cedro blanco del norte, los sauces, el abeto europeo y el abedul plateado.

En promedio, la proporción de especies de árboles urbanos que podrían estar en riesgo por altas temperaturas en las ciudades españolas para 2050 es muy alta: 46 % en Santa Cruz de Tenerife, 98 % en Valencia y un 100 % en Barcelona.

No obstante, los efectos adversos del cambio climático pueden ser aminorados con acceso al agua y promoviendo condiciones microclimáticas favorables. Además, los árboles urbanos pueden exhibir plasticidad en los rasgos que determinan su supervivencia, crecimiento y tolerancia ambiental, lo que puede ayudarlos a adaptarse a las condiciones ambientales locales.

El autor Manuel Esperón-Rodríguez revisa un joven árbol: cuantos más plantemos, más podrán enfriar su entorno y mejorar sus posibilidades de hacer frente al cambio climático
El autor Manuel Esperón-Rodríguez revisa un joven árbol: cuantos más plantemos, más podrán enfriar su entorno y mejorar sus posibilidades de hacer frente al cambio climático - Créditos: @The Conversation

¿Qué podemos hacer?

Nuestro estudio es importante a nivel mundial porque brinda ayuda a los gobiernos de 164 ciudades para manejar y cuidar sus bosques urbanos al identificar las especies que podrían estar en riesgo y deben ser vigiladas y las especies que son resistentes al clima, útiles para plantaciones futuras.

Además, las personas podemos tomar una serie de medidas sencillas para ayudar a los bosques urbanos a sobrevivir y seguir brindando sus muchos beneficios a los ciudadanos:

El derretimiento del “Glaciar del Juicio Final” tiene en vilo a los expertos: “Está al límite”

  • Ayude a que más lluvia se filtre en el suelo: la reducción de las precipitaciones y la humedad del suelo es una gran amenaza para muchas especies, así que no desperdicie el agua por el desagüe. Considere desviarla a un jardín de lluvia o a un tanque de agua de lluvia que alimente el jardín. Esto también ayuda a ríos o arroyos locales.

  • Plante aún más árboles y arbustos: ayudan a mantener las temperaturas de la ciudad agradables para ellos y para nosotros. Puede pedir asesoramiento de su ayuntamiento o de un horticultor sobre las especies resistentes al clima adecuadas para su área.

  • Deje los árboles y arbustos en su lugar: piénselo dos veces antes de talar los existentes, le brindan más beneficios de los que cree.

*Por Manuel Esperon-Rodriguez, Jaana Dielenberg, Jonathan Lenoir, Mark G Tjoelker y Rachael Gallagher.* Este texto se reproduce de The Conversation bajo licencia Creative Commons.