¿Cambio clave? Biden evalúa suspender las patentes de las vacunas contra el coronavirus

·3  min de lectura
Una trabajadora de la salud muestra un vial de la vacuna Covishield contra el coronavirus en un puesto de salud cerca de Lukla, Nepal, el 23 de abril de 2021
Una trabajadora de la salud muestra un vial de la vacuna Covishield contra el coronavirus en un puesto de salud cerca de Lukla, Nepal, el 23 de abril de 2021

WASHINGTON.- La Casa Blanca está “evaluando” si suspende temporalmente las patentes de las vacunas contra el coronavirus, lo que permitiría que países más pobres produjeran los fármacos en sus territorios. La presión para que Estados Unidos adopte esta iniciativa crece con fuerza a medida que el país avanza en su plan de vacunación -más de la mitad de la población adulta del país ya ha recibido el tratamiento- y también porque la India enfrenta la peor ola de la covid-19 que ha sufrido una nación desde el inicio de la pandemia.

Estados Unidos asegura que está estudiando cómo maximizar la producción y el suministro global de las vacunas al menor costo. “Hay muchas formas diferentes de hacer eso. En este momento, esa [la suspensión de las patentes] es una de las formas, pero tenemos que evaluar qué tiene más sentido”, señaló la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, que aclaró que el presidente Joe Biden no ha tomado ninguna decisión sobre el asunto.

Tragedia en Israel: al menos 44 muertos por una estampida en una peregrinación

Cuando Biden habló el lunes con el primer ministro de la India, Narendra Modi, ambos abordaron el tema de la propiedad intelectual de las vacunas. “Se discutió brevemente. Lo estamos analizando, pero no tengo nada que decir sobre nuestra posición en este momento”, apuntó en una teleconferencia un alto cargo de la Casa Blanca que detalló la conversación entre ambos líderes.

Un trabajador médico inocula a una mujer con una dosis de la vacuna Covishield en el hospital Rajiv Gandhi Super Specialty en Nueva Delhi, la India, el 29 de abril de 2021
Prakash Singh


Un trabajador médico inocula a una mujer con una dosis de la vacuna Covishield en el hospital Rajiv Gandhi Super Specialty en Nueva Delhi, la India, el 29 de abril de 2021 (Prakash Singh/)

Ese día, Washington anunció que enviaría a Nueva Delhi concentradores de oxígeno, medicamentos y vacunas. La India es el mayor fabricante de vacunas del mundo, pero millones de sus habitantes aún no han recibido la dosis y enfrentan una escasez de materias primas.

La representante de Comercio Exterior estadounidense, Katherine Tai, ha calificado la enorme brecha entre el acceso a los medicamentos de los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo de “completamente inaceptable” y ha advertido de que la industria farmacéutica necesita hacer sacrificios en tiempos de crisis. Esta postura ha abierto una ventana de optimismo sobre la posible decisión que tome la Casa Blanca respecto a las patentes, pero Psaki aclaró el martes que Tai no ha hecho ninguna recomendación sobre el tema hasta el momento.

La presión para que Biden renuncie a las reglas de propiedad intelectual han llegado desde todas partes. En una carta pública, 170 premios Nobel y exjefes de Estado de 100 países le pidieron que “anteponga el derecho colectivo a la seguridad de todos a los monopolios comerciales de unos pocos”. A comienzos de abril, 10 senadores del ala izquierdista del Partido Demócrata, incluidos Bernie Sanders y Elizabeth Warren, le enviaron una misiva para que respaldara el llamamiento de la India y Sudáfrica a la Organización Mundial del Comercio sobre relajar temporalmente las reglas de propiedad intelectual. Hasta ahora, Washington ha bloqueado esa solicitud.

El País, SL