Elecciones 2017: Cambiemos espera ganar en Diputados más de 20 bancas

LA NACION

Envalentonado después de las PASO de agosto, el oficialismo en la Cámara de Diputados confía en que superará su desempeño en las elecciones primarias y que hoy, en los comicios generales, incrementará en una veintena la cantidad de bancas que actualmente posee. De lograrlo, Cambiemos se consolidará como primera fuerza del cuerpo, pero no alcanzará la mayoría.

"Estimamos que el bloque de Cambiemos contaría entre 104 y 108 diputados. Va a ser una buena cosecha, y si bien nos falta para llegar al quórum propio (129), un triunfo del Gobierno facilitará las negociaciones con la oposición", vaticinó un encumbrado diputado oficialista.

Al frente de la bancada permanecerán sus actuales conductores, Mario Negri, como jefe del interbloque, y Nicolás Massot, como titular del bloque Pro.

Emilio Monzó continuará como presidente de la Cámara. Su principal interlocutor en el Congreso será el peronismo no kirchnerista, representado por los gobernadores del PJ y sus huestes legislativas en ambas cámaras.

En los últimos días se aceleraron los contactos entre los mandatarios provinciales, el senador Miguel Pichetto y el diputado Diego Bossio para amalgamar las distintas vertientes internas en una sola fuerza legislativa, de cuño peronista. En la Cámara de Diputados no se descarta la conformación de un interbloque que incluya a los integrantes del Frente Renovador, de Sergio Massa: de ser así, esta fuerza superará el medio centenar de diputados.

Esta cifra, no obstante, podría incrementarse todavía más si se fractura el bloque del Frente para la Victoria-PJ, que hoy preside el kirchnerista Héctor Recalde. Fuentes del peronismo aseveran que una eventual derrota de Cristina Kirchner en Buenos Aires podría provocar un éxodo de legisladores peronistas que aún abrevan en aquella bancada hacia un renovado interbloque Justicialista que se creará con la renovación parlamentaria de diciembre próximo.

"De suceder esto, el Frente para la Victoria quedará reducido a los miembros de La Cámpora y a los diputados más leales a Cristina. No superarán los treinta diputados", calculan los peronistas.

Un anticipo de la ruptura podría darse antes del miércoles próximo, cuando se discutirá en la Cámara baja el doble desafuero solicitado por la Justicia contra el diputado kirchnerista Julio De Vido, cuya detención fue dictada en sendas causas de corrupción por los jueces federal Luis Rodríguez y Claudio Bonadio. El propio presidente del PJ, José Luis Gioja, anticipó que debe cumplirse con la solicitud de los jueces y votar el desafuero.

Recalde postergó la decisión hasta el martes, cuando su bloque fue convocado para debatir el asunto. Un clima de resignación domina por estas horas la bancada kirchnerista: sus máximos lugartenientes admiten que no alcanzarán los votos para defender al ex ministro de Planificación y que éste podría marchar preso no bien sea aprobado el desafuero.

"Lo mejor que podría hacer De Vido es renunciar a su banca antes de someternos a todos [los diputados kirchneristas] a un escarnio público en el recinto", deslizó, al respecto, una importante legisladora del espacio kirchnerista. Además del desafuero de De Vido, la agenda parlamentaria postelectoral está colmada de asuntos prioritarios para el Gobierno. El presupuesto 2018, la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal se debatirán antes de fin de año; para ello, el Poder Ejecutivo convocó a los gobernadores la semana próxima, con quienes espera alcanzar un acuerdo que se traduzca en votos en el Congreso.

Otro tema por resolver en el Congreso es el futuro de la jefa del Ministerio Público, Alejandra Gils Carbó. El oficialismo analiza impulsar una modificación de la ley de Ministerio Público para modificar el mecanismo de remoción, para que sea por simple mayoría. Fortalece esa posibilidad el reciente fallo judicial que declaró inconstitucional la norma que imponía la necesidad de un juicio político para desplazar a la funcionaria identificada con el kirchnerismo.

"La agenda de temas pendientes es, por demás, nutrida. Vamos a tener sesiones extraordinarias con seguridad en diciembre y, tal vez, también en febrero", anticipó un importante legislador oficialista.

Soplan aires de renovación en las bancadas de la Cámara baja

Nicolás Massot- Cambiemos

Es el titular del bloque Pro, que busca afianzar su presencia en la Cámara baja, aunque no tendrá mayoría propia

Héctor Recalde- FPV

Una derrota de Cristina Kirchner en la elección bonaerense podría generar un éxodo en el bloque kirchnerista

Diego Bossio- Justicialista

Aceleró los contactos con gobernadores y el senador Pichetto para reunir a distintas vertientes del PJ

Un nuevo escenario podría definirse en la Cámara alta

Federico Pinedo- Cambiemos

El oficialismo se entusiasma con mejorar su representación en el Senado y fortalecerse con la interna del PJ

Miguel Pichetto- FPV/PJ

Por primera vez desde 2001, el PJ podría perder su hegemonía. La tropa de 41 senadores podría descender a 29

Cristina Kirchner

La ex presidenta está en el centro de las miradas y podría ser el eje de una ruptura en el bloque del PJ