Cambia tu garrafón por agua de filtro y reduce el plástico

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- Beber agua es vital para la vida. Sin embargo, en México, muchas personas prefieren las bebidas azucaradas, lo cual no es saludable. Este tipo de bebidas son responsables de más de 24 mil muertes al año, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) de la Secretaría de Salud.Sin embargo, después de la pandemia, parece que los mexicanos están empezando a cambiar estos hábitos, aunque sea lentamente.

Entre 2012 y 2022, el consumo per cápita de refresco en México disminuyó 8.6%, debido a que pasó de 112.4 a 102.7 litros, de acuerdo con datos de la empresa de estudios de mercado, Euromonitor. Asimismo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), detalló que en 2020 el consumo de refrescos en México cayó 1% anual, aunque para 2021 se recuperó 2%.

La razón por la que los mexicanos prefieren las bebidas embotelladas es que desconfían de la calidad del agua. Esto, a pesar de que, por ejemplo, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) suele asegurar en sus Reportes Periódicos de Calidad del Agua que las condiciones del agua potable son propicias para el consumo humano, o sea que es bebible. Y a nivel nacional pasa algo similar. La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas señaló que, entre 2012 y 2022, el consumo per cápita de agua embotellada, tanto natural como saborizada, creció 50%, al pasar de 207 a 310 litros anuales.

Asimismo, de acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, OMS/UNICEF (JMP), México es el país con el mayor consumo de agua embotellada en el todo el mundo, ya que cada mexicano en promedio, consume 273 litros anuales.

Impacto ambiental

Un daño colateral de esta situación es que esto produce problemas medioambientales a nivel global, ya que en todo el mundo las personas compran más de 200 mil millones de botellas de agua cada año para evitar infecciones intestinales.

"El consumo indiscriminado de agua embotellada y garrafones en México está trayendo consigo un importante deterioro en el medio ambiente, y buscando contribuir a la solución de esta problemática actual, llegamos a la conclusión de que la manera eficaz y sustentable es contar con una solución que permita brindar: tecnología, seguridad, calidad, frescura y sustentabilidad", comentó Samuel Sellman de Alxedo, una startup alemana de purificadores inteligentes.

Según información de la empresa, dentro de un edificio promedio con 24 departamentos que consumen agua embotellada, se desperdician aproximadamente 94,608 botellas de plástico por año, lo que representa que cada persona consume 1.5 litros diarios, generando mil 420 kilos de desechos plásticos.

La opción

La función principal de los purificadores de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, es eliminar las impurezas del agua a través de filtros que neutralizan los contaminantes, el mal olor y los sabores. Para elegir el ideal, lo primero que hay que saber es que no es lo mismo un filtro que un purificador. Los primeros son sistemas que impiden el paso a las partículas sólidas presentes en el agua, y podrían dejar pasar algunos otros contaminantes.

En el caso de los purificadores, estos cuentan con un sistema que elimina también virus, bacterias, sodio, cal y metales pesados como el arsénico, cadmio, plomo o hierro. Así que, ahora que sabes todo esto, ya no tendrás pretexto para no beber agua.