Californiano detenido por muerte en crucero

WESLEY CHAPEL, Florida, EE.UU. (AP) — Un hombre de California fue detenido en el suroeste de Florida, como sospechoso por la muerte de su esposa, que desapareció de un barco crucero italiano hace siete años, y cuyo cadáver apareció en las costas italianas después.

Lonnie Kocontes, de 55 años fue apresado el viernes en la noche por agentes federales armados, que lo llevaron a la cárcel del condado de Pasco, donde permanecería sin derecho a fianza, informaron las autoridades.

Se le acusa de un cargo de homicidio bajo circunstancias especiales y con fines de lucro, de acuerdo con Farrah Emami, vocera de la oficina del fiscal de distrito en el condado de Orange.

La ex esposa de Kocontes, Micki Kanesaki, cayó al Mediterráneo el 26 de mayo de 2006, por la borda del Island Escape, un crucero que navegaba entre Sicilia y Nápoles, de acuerdo con el FBI. El cadáver fue llevado por la marea a la costa de Calabria, en el suroeste de Italia.

La mujer de 52 años compartía un camarote con Kocontes, su ex marido. Se divorciaron en 2002, luego de seis años de matrimonio, pero siguieron viviendo en su casa en Mission Viejo, California, hasta 2005, de acuerdo con expedientes de la corte.

Kanesaki salió de su camarote alrededor de la 1:00 de la mañana, para servirse una taza de té, dijo poco después del deceso Andy Furlong, portavoz de la operadora de cruceros Island Cruises. Kocontes, quien es abogado, reportó la desaparición de la mujer después de despertarse. Dijo que la había buscado por todo el buque, sin éxito, de acuerdo con Furlong.

La policía italiana abordó el barco, se incautó de varios expedientes y videos, e interrogó a la tripulación.

Los fiscales dijeron el sábado que Kocontes estranguló a Kanesaki a bordo del crucero y la lanzó por la borda.

El arresto corona una investigación que comenzó en 2008, cuando Kocontes comenzó a transferir más de un millón de dólares de las cuentas bancarias de Kanesaki a otros instrumentos de ahorro, que él tenía en forma mancomunada con su nueva esposa. Ello llevó a que el FBI emprendiera un esfuerzo por incautarse de los fondos y abriera una investigación penal.

De ser hallado culpable, Kocontes enfrentaría al menos una cadena perpetua sin derecho a libertad condicional. Incluso, podría ser condenado a muerte, según Emami.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK